Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sanitarias embarazadas: «No se tiene en cuenta el riesgo»

La CGTdenuncia que la mutua hace trabajar a médicas y enfermeras hasta los siete meses

Norian Muñoz

Whatsapp
Concentración de trabajadores de Joan XXIII frente a la sede de MC Mutual en Tarragona.  FOTO: Pere Ferré

Concentración de trabajadores de Joan XXIII frente a la sede de MC Mutual en Tarragona. FOTO: Pere Ferré

«Cuando estás de siete meses y no llegas ni a atarte los zapatos: ¿Cómo le vas a hacer la RCP (reanimación cardiopulmonar) a un paciente?», se pregunta una de las enfermeras del Hospital Universitari Joan XXIII que ayer acudió a la concentración convocada por el sindicato CGT frente a la sede de MC Mutual en Tarragona.

El objetivo de la protesta, que reunió a unas quince personas, era, según explicaba Aixa Muñoz, delegada del sindicato, denunciar que la mutua, de la que dependen los trabajadores del Institut Català de la Salut (Gestores del Joan XXIII y la mayoría de CAPs de la ciudad) demora hasta la semana treinta de embarazo (siete meses) el momento de reconocer que las trabajadoras deben dejar de trabajar por riesgos para su salud y la de sus hijos, es decir, recibir una prestación por embarazo de riesgo.
Explica que se trata de un problema que ya existía pero que  se ha intensificado recientemente desde que MC Mutual tomó como referencia los criterios de la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO), para dar las prestaciones. 

Lamenta, no obstante, que los criterios de la SEGO solo se utilizan parcialmente porque no se tienen en cuenta, por ejemplo, los riesgos biológicos a los que están sometidas las trabajadoras sanitarias durante el primer trimestre de embarazo, un momento crucial para el desarrollo del feto.

Apunta que tampoco se hace caso de la recomendación que indica  que cuando una embarazada está cuatro horas de pie tiene que estar de baja desde la semana 20 de embarazo. «No entendemos que esto sea reconocido en grandes empresas que se dedican al comercio y en la sanidad no», explicaba Muñoz.

Enviadas a la UCI

Cuando la trabajadora está embarazada la empresa está obligada a reubicarla en un puesto acorde con su situación, algo que no siempre ocurre, asegura. Señala que hay enfermeras, por ejemplo, trabajando en hospitalización o en sitios donde se atiende a pacientes que no cuentan con un diagnóstico y que podrían tener una enfermedad infecciosa.

En varias oportunidades, explican, lo que se hace es cambiar a las enfermeras embarazadas a la Unidad de Cuidados Intensivos con la concepción de que así se encontrarán en un ambiente más controlado. Las trabajadoras que se manifestaban ayer, no obstante, señalaban que el estrés en esta unidad es alto y están igualmente expuestas a distintos riesgos.

Las enfermeras recuerdan que, en general, durante su trabajo, están expuestas a químicos por los medicamentos que tienen que administrar o, incluso, a agresiones de los pacientes y familiares.

La consecuencia, explican, es que les toca pedir favores entre compañeras para evitar las situaciones de riesgo o terminan pidiendo la baja por medio del médico de cabecera. En este caso la mutua de riesgos laborales no se hace cargo económicamente de la baja, sino que lo hace la Seguridad Social, con un coste para la administración pública. Esto sin tener en cuenta que, además, la trabajadora no cobra el sueldo completo.

Cada caso por separado

Desde MC Mutual explican que los casos de cada trabajadora se estudian de manera individual, teniendo en cuenta sus condiciones de salud y las características de su puesto de trabajo, entre otros muchos factores. «Somos muy escrupulosos en este sentido», apuntan. 

Recuerdan que la prestación se concede siempre que la empresa no pueda reubicar a la trabajadora en un puesto acorde con su nueva situación. Además, en caso de que la empleada no esté conforme con las medidas que se adopten, aseguran que hay procedimientos para reclamar.

Señalan, además, que los criterios de la SEGO que utilizan son los mismos que emplean otras mutuas a nivel nacional.

Temas

Comentarios

Lea También