Tarragona Protesta

Sanitàries en Lluita amenaza con convocar huelga en septiembre

Más de un centenar de profesionales se concentraron ayer en las puertas de la delegación de Salut en Tarragona para pedir mejoras en las condiciones laborales

CARLA POMEROL

Whatsapp
Una de las marchas se inició en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

Una de las marchas se inició en el Hospital Joan XXIII de Tarragona. FOTO: PERE FERRÉ

La plataforma Sanitàries en Lluita amenaza con presentar a los sindicatos una propuesta de huelga para el mes de septiembre, si la conselleria de Salut no escucha sus reivindicaciones. Así lo aseguraba ayer la portavoz del colectivo, minutos antes de iniciarse la marcha en las puertas del Hospital Joan XXIII de Tarragona. Más de un centenar de profesionales acabaron la manifestación en los Serveis Territorials de Salut en Tarragona, justo delante del Camp de Mart. La protesta empezó desde dos puntos distintos: el Joan XXIII y el CAP Llevant de Santa Tecla. Los manifestantes se unieron en las puertas de Salut.

La protesta se replicó en el resto de capitales de Catalunya. En el caso de Barcelona, la concentración tuvo lugar en la conselleria. Sanitàries en Lluita reivindica una sanidad cien por cien pública y unas condiciones dignas de trabajo y salario para los profesionales. Sus reclamaciones han ido aumentando a medida que la Generalitat ha hecho caso omiso a sus peticiones, según explica el colectivo.

«Llevamos dos meses concentrándonos en las puertas de los hospitales. Hemos presentado unas propuestas a la conselleria, pero pasan de nosotros. Deben estar muy ocupados», explicaba ayer la portavoz de la plataforma en Tarragona, Marisa Cañón. Algunas de las reivindicaciones pasan por cobrar las DPO, «pese a que nos parece que contribuyen a un sistema perverso», recuperar el 5% del sueldo que quitaron en 2010 y fomentar las prejubilaciones anticipadas, entre otras.

Según Cañón, antes de la llegada de la Covid-19, las plantillas ya eran «muy justas», pero ahora la situación ha empeorado. «Primero porque hay muchos profesionales que se han contagiado, y otros muchos que están de baja por depresión y ansiedad, debido a la tensión sufrida en los últimos años», decía la representante, quien añadía que «se han llegado a hacer turnos de 12 horas seguidas».

Laura, una enfermera que acudió a la marcha, aseguraba que «mientras duró la pandemia no protestamos, a pesar de la inseguridad que nos provocaban los protocolos. Sabíamos que nuestro deber era cuidar a las personas. Pero ahora es el momento de reivindicarnos». Según el colectivo, las direcciones están obligando al personal a coger vacaciones en julio y agosto, ya que se prevé un rebrote en septiembre. La plataforma avisa al sistema que «si no obtenemos respuesta, convocaremos una huelga».

Temas

Comentarios

Lea También