Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se cita con su expareja en TGN para hablar y acaba detenido por agresión

Fue arrestado cuando quería marcharse en tren

Àngel Juanpere

Whatsapp
El agente acudió a la Plaça dels Carros y vio cómo un hombre zarandeaba y gritaba a la mujer

El agente acudió a la Plaça dels Carros y vio cómo un hombre zarandeaba y gritaba a la mujer

A las ocho menos cuarto de la noche del domingo, la Guàrdia Urbana de Tarragona detuvo al ciudadano angoleño vecino de Tortosa Ricardo Jorge A.M. por un presunto delito de malos tratos en el ámbito doméstico hacia su expareja, con la que se había citado en la capital del Tarragonès para hablar.

Un agente de Policía llamó a la Guàrdia Urbana denunciando una agresión de un hombre a una mujer en la Plaça dels Carros. Al llegar la patrulla, un subinspector de la Policía Nacional –destinado en la comisaría de Reus– señaló a una mujer que permanecía sentada en la parada del autobús junto con su hijo pequeño. El policía dijo que poco antes, cuando caminaba por la calle del Mar, comenzó a escuchar gritos de una mujer. El agente acudió a la Plaça dels Carros y vio cómo un hombre zarandeaba y gritaba a la mujer.

El policía se acercó al lugar para separarlos. La mujer le aseguró que su expareja la había amenazado de muerte, diciéndole que le iba a reventar la cabeza, amenazas que no era la primera vez que ocurrían. Mientras el subinspector hablaba con la víctima, el agresor aprovechó para huir.

La mujer –que vive en Calafell– aseguró que había quedado con su expareja para hablar, pero el individuo se había puesto agresivo y le había dañado la mano –presentaba una herida sangrante–. La víctima estaba asustada y tenía miedo de que el hombre la estuviera esperando en su piso.

La víctima dijo que el agresor posiblemente se había marchado a la estación para subir a un tren en dirección a Tortosa. Con la descripción y la foto facilitada por la mujer, la Guàrdia Urbana se dirigió a la estación de Renfe. Los agentes vieron al sospechoso medio escondido entre unas palmeras, siendo finalmente detenido. La mujer fue trasladada al hospital y posteriormente presentó denuncia.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También