Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se fuga de los mossos al saber que el juez le enviaba a prisión

Había sido detenido por entrar de madrugada en casa de su expareja por la ventana y amenazarla, insultarla y robarle
Whatsapp
Un furgón de los Mossos delante del garaje de acceso a los calabozos del edificio judicial.  Foto: ACN

Un furgón de los Mossos delante del garaje de acceso a los calabozos del edificio judicial. Foto: ACN

Un hombre que había sido detenido por un presunto delito de violencia de género y robo con violencia –por entrar en casa de su expareja– se dio a la fuga cuando era custodiado por los mossos al conocer que el juez decretaba su ingreso en prisión. Después de una persecución a pie fue finalmente alcanzado por los agentes. Uno de ellos resultó con heridas, al igual que el sospechoso.

La evasión se produjo sobre las cuatro menos cuarto de la tarde del pasado sábado. Samir H., custodiado por dos mossos, se encontraba en el Juzgado de Guardia poco tiempo después de conocer que el magistrado del Juzgado de Instrucción número 5 había decretado su ingreso en prisión. En el momento de salir del edificio, el detenido, según fuentes policiales, dio un codazo a uno de los agentes que realizaba la conducción y se marchó corriendo, con las esposas puestas.

Los agentes iniciaron una persecución, que duró pocos minutos, ya que el arrestado fue alcanzado en la cercana calle Domènec Guansé, a la altura del Diari. Un agente resultó herido, de carácter leve, en la inmovilización del sospechoso. Asimismo, el detenido también presentaba lesiones en las piernas, brazos y ojo. Finalmente fue llevado hasta el centro penitenciario. Al parecer era la primera vez que ingresaba en prisión, aunque ya había sido detenido por violencia de género.

 

El arresto

El ciudadano magrebí Samir H. había sido detenido sobre la una de la madrugada. A esa hora, presuntamente, intentó entrar en el domicilio de su expareja, en La Canonja. Al no abrir ella la puerta, accedió a la vivienda por la ventana. Una vez dentro, habría agredido a la inquilina, además de insultarla y sustraerle el teléfono móvil y la cartera. Por ello está acusado de violencia de género –al parecer ya tenía antecedentes por estos hechos– y también de robo con violencia. La mujer –de nacionalidad española– no se encontraba sola en el domicilio.

El caso de Samir lo instruirá el Juzgado de Violencia Doméstica de Tarragona.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También