Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Secuestran a un vecino de Tarragona por los problemas laborales de su pareja

Los tres asaltantes también habrían abusado sexualmente de una joven de 17 años en el piso de uno de ellos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Revólver incautado por los agentes y que habría servido para amenazar a la víctima. Foto: Mossos d´Esquadra

Revólver incautado por los agentes y que habría servido para amenazar a la víctima. Foto: Mossos d´Esquadra

Los Mossos han detenido a tres marroquíes vecinos de Tarragona –de 23, 28 y 45 años– por haber amenazado a un hombre con un arma de fuego, haberlo detenido ilegalmente y haberlo agredido. Los hechos se remontan a la noche 22 de marzo, cuando, según la víctima –también marroquí–, tres hombres acudieron a su casa, lo agredieron violentamente y lo amenazaron con un arma de fuego para llevarlo hasta una discoteca del Port Esportiu –con la que tiene relación la víctima–, donde lo habrían vuelto a agredir. Habrían aprovechado su estancia en este local para cometer un robo con violencia. A dos jóvenes les robaron sus teléfonos móviles.

Los Mossos averiguaron que el secuestro respondería a una represalia por un problema laboral que tiene la pareja de la víctima, que trabaja en un bar de la calle Sant Magí, regentado por los agresores.

A raíz de la investigación, los Mossos descubrieron que los tres individuos también habrían abusado sexualmente de una menor marroquí –que cuando ocurrieron los hechos tenía 17 años– en el piso de uno de ellos. No se descarta que hayan llevado a cabo otros abusos no denunciados, por lo que la investigación continúa abierta, según aseguran los Mossos. Sospechan que en un habitáculo situado encima del bar que regentan se habrían producido más casos.

El pasado 21 de abril, varias patrullas de los Mossos registraron el bar de la calle Sant Magí y detuvieron a los tres presuntos autores. Durante el registro, los agentes localizaron un arma blanca de grandes dimensiones y levantaron denuncias por tenencia de droga. Uno de los motivos del registro fueron las sospechas de que en el local se servía alcohol y droga a menores.

Una vez finalizado el registro, los Mossos registraron el domicilio de dos de los tres detenidos y localizaron el arma semiautomática que se habría utilizado para cometer la detención ilegal. El arma estaba cargada con siete cartuchos. Además, en el piso se encontraron teléfonos móviles y ordenadores que podrían ser de procedencia ilícita.

Diversos delitos

Los tres individuos quedaron detenidos por los presuntos delitos de detención ilegal, lesiones, robo con violencia y abuso sexual a menor. Además, al hombre de más edad también se le investiga por un delito de tenencia ilícita de armas. Ya había sido detenido por lesiones, amenazas, obstrucción a la justicia y droga en Badalona y Gavà. Por su parte, el joven de 28 años había sido arrestado por conducir sin carnet y dos veces más por robo con fuerza en Montmeló. Además, estaba en busca y captura por el Juzgado Penal 1 de Granollers por un robo con fuerza.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También