Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seducción 2.0

Redacció

Whatsapp
Seducción 2.0

Seducción 2.0

Con San Valentín a la vuelta de la esquina recordándonoslo a todas horas, somos muchos y muchas los que pensamos que a nuestra media naranja la deben haber hecho zumo. Muchas veces nos preguntamos dónde estarán los solteros y solteras que salen en los anuncios, ya que parece que todo lo que tienes a tu alrededor o está pillado o tiene alguna tara importante de la que más vale huir.

La realidad es que las técnicas de ligar a día de hoy han cambiado. Las reglas del juego son diferentes a las que existían hace 5, 10 y 20 años. Y si nos quedamos atrás y no nos subimos al tren de las nuevas tecnologías en el campo del amor y de encontrar pareja, lo más probable es que nos quedemos más solos/as que la una.

Aplicaciones móviles para ligar

Ligar por el móvil ya es tan habitual como consultar nuestro correo, llamar a nuestra madre o jugar al Candy Crush. Los smartphones ya no son un mero complemento o un gadget, ahora son parte de nosotros. Podríamos decir incluso que son una extensión de nuestras extremidades superiores.

Existen una gran variedad de apps para ligar con el móvil que nos van a mostrar un nuevo mundo de posibilidades para encontrar pareja, rollo de una noche, amistad o lo que sea que busquemos. Existen aplicaciones de todo tipo para todos los gustos: heterosexuales, gays, lesbianas, exclusivas para millonarios, de pago, gratis, para jóvenes, en forma de juego, para Android, iOS o Windows Phone, con suscripción mensual o anual e incluso específicamente para infieles, divorciados, feos o católicos.

Las apps móviles para ligar son una de las formas más populares de ligar hoy en día, no hay soltero o soltera en este planeta que no tenga un perfil en alguna (o en varias) de ellas. Además, es perfecta para aquellas personas cuyos encuentros cara a cara supongan una barrera psicológica muy grande. El estar detrás de la pantalla nos da una valentía que puede que por timidez o vergüenza no saquemos en un encuentro de tú a tú.

¿Es posible seducir con emoticonos?

Está claro que, al cambiar los medios de ligar, cambian las técnicas de seducción. Ya no se intercambian teléfonos para llamar, sino para hablar por Whatsapp; o directamente agregamos a Facebook a la persona que nos interesa. Una carita lanzando un beso sustituye al beso de verdad, y una frase para ligar buscada en Internet sustituye a los nervios por decir algo bonito o sexy a quién tienes delante.

El lenguaje ya no es el mismo. Lo que antes decía el lenguaje corporal, ahora lo sustituyen los emoticonos, símbolos y las palabras premeditadas. ¿Se pierde la esencia o se gana en seguridad y confianza? Seducir a través de una pantalla es un arma de doble filo. Por un lado, es una buena forma de empezar a relacionarse y a conocer a alguien, pero por otro hace de barrera virtual y luego en persona todo lo que habíamos idealizado se convierte en pura decepción. O no, a veces las cosas salen bien.

Relaciones a distancia virtual

Gracias a la globalización y la popularización de Internet se han roto barreras que hace unos años no nos imaginábamos que podrían romperse. ¿Quién diría a nuestros abuelos que se puede conocer a alguien de la otra punta del mundo, mantener una relación virtual a través del ordenador y el móvil y acabar viéndose en persona? ¡Pero si ellos se conocieron en las fiestas del pueblo!

A día de hoy son muy populares y comunes las relaciones virtuales. Tener cibernovio o cibernovia no es nada del otro mundo, y practicar cibersexo es algo habitual cuando tu pareja está a distancia. Hay parejas que se consolidan gracias al hecho de estar hablando constantemente (parece ser que detrás de la pantalla nos cortamos menos y tenemos más tendencia a explicar nuestra vida), y otras se rompen por ataques de celos e inseguridades (¿no pasa esto también en la vida real?).

Sea como sea, cada caso es un mundo. Y si en tiempos de guerra los amores se mantenían con cartas y poemas, ¿por qué ahora iba a ser diferente?

¿Es este el fin del amor tal y como lo conocíamos?

Las cosas han cambiado, tanto nos guste o no. Algunas personas pensarán que estos cambios son apocalípticos, que hemos perdido el contacto humano más básico, que ya no sabemos seducir como corresponde hacerlo, que ya no quedan damas y caballeros, solo perfiles. Sin embargo, no todo es tan negro. Las nuevas tecnologías, bien aprovechadas, son una gran oportunidad para conocer a mucha más gente, las aplicaciones, redes sociales a Internet en general pueden abrirnos la primera puerta hacia el que puede convertirse en el hombre o mujer de nuestra vida. ¿Qué pierdes por probarlo?

 

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También