Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seguimiento de la huelga del 80% en la URV

Según informó el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans, la gran mayoría del alumnado se sumó a la protesta de ayer

Esther Garrido

Whatsapp
Cerca de un centenar de estudiantes participó en la manifestación de Tarragona. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Cerca de un centenar de estudiantes participó en la manifestación de Tarragona. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Desde el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC) denuncian el precio abusivo de las tasas universitarias. Y ello lo han hecho mediante una huelga que tuvo lugar ayer, a la que según los representantes del SEPC se sumó nada menos que el 80% de los estudiantes de la URV. Comentaron, además, que muchos profesores anularon las clases de motu propio, como fue el caso del decanato de enfermería, el cual llegó a «anular un examen que estaba planificado, para que los estudiantes pudieran ejercer su derecho a huelga», explicaban desde la organización. De igual modo, hubo piquetes, en los que, hasta las 10 de la mañana, varios grupos entraron en las aulas para informar a los que habían decidido ir a clase y a sus profesores.

El Sindicat reclama que no se cumple la aprobación de la rebaja del 30% de las tasas universitarias, cuando el Parlament de Catalunya ya había aprobado la moción el 7 de abril de 2016. Denuncian el «inmovilismo total» del Gobierno Estatal, quien para Oriol Sales, representante del SEPC, «no se ha dignado a negociar». Además denuncian que están desproporcionados los precios de grado y de máster, y que el precio de éstos debería equipararse. Aseguran que esto «es un paso adelante» porque su lucha final es conseguir una educación gratuita, de calidad, feminista y en catalán.

Protestan también por la diferencia de precios entre las tasas de las diferentes Comunidades del Estado Español y la catalana, ya que tal y como aseguran en su manifiesto, Catalunya es la Comunidad donde más caro es cursar estudios superiores.

Entre los estudiantes sumados a la huelga se encuentra uno procedente de Galicia, Paulo Queiruga, quien asegura que en su lugar de origen las carreras universitarias cuestan unos 700 euros, y que cuando trataron de subir las tasas, hicieron huelga durante un año entero. El citado hecho tiene una antigüedad de 10 años, pero el espíritu de movilización estudiantil sigue vigente. Como parte de la huelga, tuvo lugar una manifestación en la que según el SEPC, acudieron entre 70 y 100 estudiantes. Entre gritos como Visca la lluita de l’estudiant!o universitat pública i de qualitat! Marcharon armados con megáfonos, pancartas, banderas feministas y estelades. Una de las personas con megáfono fue María Mingorance, miembro de la Assemblea de la Facultat d’Educació i Psicologia, quien no dejaba de cantar: «Tenim un interès, que la universitat no valgui diners!».

Los estudiantes compartieron una opinión unánime, y es que actualmente el estudio universitario catalán es elitista y de lujo, lo que podría llevar a que «algunas carreras desapareciesen, porque con el precio no compensa», dijo Berta Arruebo, representante del SEPC.

Patrick Freire aseguró indignado que «no puede ser que un chaval tenga que matarse a estudiar y trabajar» para poder costear sus estudios. También dijo que «estamos muy indignados y seguiremos así hasta que consigamos algo».

En la manifestación hubo decenas de personas, pero la preocupación de Freire es que «por mucho que la gente se manifieste, siempre contarán a los que faltan».

Pero al menos en las clases, faltaron muy pocos a la huelga. La mayoría se adhirió a la causa.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También