Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis multas este verano por no hacer caso a los socorristas

La última fue impuesta este lunes a un joven de Reus que se encaró con el personal de Creu Roja en la playa del Miracle

Àngel Juanpere

Whatsapp
Un agente de la Guàrdia Urbana con un socorrista de Creu Roja ayer en la playa del Miracle.  Foto: lluís milián

Un agente de la Guàrdia Urbana con un socorrista de Creu Roja ayer en la playa del Miracle. Foto: lluís milián

Seis bañistas han sido sancionados este verano en las playas de Tarragona por la Guàrdia Urbana por hacer caso omiso a las indicaciones de los socorristas de Creu Roja para que salieran del agua cuando ondeaba la bandera roja. La última intervención policial en este sentido se produjo el pasado lunes.

Fuentes de Creu Roja apuntaron al Diari que el primer día de la semana ondeaba la bandera roja. En la playa del Miracle había un grupo de cuatro jóvenes a los que se avisó varias veces, haciendo caso omiso a las indicaciones. Pero el más problemático era uno de ellos, que cuando se le acercaba el socorrista se mostraba agresivo y realizaba gestos con los brazos, por lo que se decidió solicitar la presencia de la patrulla de la Guàrdia Urbana adscrita a playas.

El grupo de cuatro amigos también fue sancionado por consumo de alcohol en la playa

Cuando llegaron los agentes, el individuo –y sus tres compañeros– ya estaban fuera del agua. Se trata de tres jóvenes de Reus y uno de Salou –dos nacionales y dos magrebíes–. Los cuatro fueron denunciados por consumo de bebidas alcohólicas –100 euros de multa– ya que tenían cervezas. Además, uno de ellos –uno de los reusenses– estaba reclamado por tres juzgados: Penal 1 de Reus y Primera Instancia e Instrucción 6 y 7 de Arenys de Mar. 

Respecto al joven que se resistía inicialmente a salir del agua, fue denunciado –la sanción de 100 euros–.

El mismo lunes, sobre las tres y media de la tarde, la patrulla ya fue solicitada en la playa de la Arrabassada por la presencia de unas 25 personas –muchas de ellas familias– dentro del agua. Los agentes instaron a que volvieran a la arena, sin que hubiera problemas.

Durante este verano, la Guàrdia Urbana de Tarragona ya ha multado a otro bañista en la Arrabassada y cuatro en el Miracle por no hacer caso a los socorristas cuando había mala mar y bandera roja.

Por lo que respecta a saltar de los acantilados al mar, este año han sido ya ocho las personas sancionadas: una en la Arrabassada, cuatro en el Miracle y tres en Capellans.

Temas

Comentarios

Lea También