Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Señalizan puntos emblemáticos de la resistencia antifranquista

Tarragona estrenó ayer dos nuevos carteles: uno en la Presó de Pilats y otro en el grafito de la Antiga Audiència

Redacción

Whatsapp
La señalización explica por qué se trata de espacios relacionados con la lucha antifranquista. FOTO: PERE FERRÉ

La señalización explica por qué se trata de espacios relacionados con la lucha antifranquista. FOTO: PERE FERRÉ

La Presó de Pilats, en el Pretori, y el grafito de la Antiga Audiència cuentan desde ayer con nuevas señalizaciones que los identifican como espacios emblemáticos de la memoria en Tarragona. La iniciativa forma parte del proyecto Espais de Memòria, que tiene como objetivo señalizar y mantener los lugares representativos de hechos relacionados con la represión franquista y la transición que culminó con el restablecimiento de la democracia.

La torre romana del Pretori fue la llamada Presó de Pilats, un espacio destinado a prisión provincial hasta 1953. Entre 1939 y 1948 pasaron por ella unas 6.900 personas. La señalización de este punto emblemático permitirá recordar el sufrimiento y esfuerzo de las personas demócratas en la lucha contra la dictadura. El grafito en el interior de la Antiga Audiència es el único resto material que testimonia el inicio de la Guerra Civil en Tarragona.

Con anterioridad, el Ayuntamiento ya había desarrollado actividades de recuperación de la Memoria Histórica en colaboración con el Memorial Democràtic y la Associació de Víctimes de la repressió Franquista a Tarragona. En 2009 se dignificó la fosa común del Cementerio de Tarragona, que al año siguiente se mejoraba con la escultura llamada «Dignitat», obra de Salvador Mañosa, donada por la Associació de Víctimes del Franquisme de Tarragona. En 2011 se inauguraba un monumento en el Camí de l’Oliva en recuerdo de los fusilados en aquel lugar y pocos años después la propia asociación de víctimas añadió una placa de recordatorio. Finalmente, esta misma entidad, en el año 2014 inauguró una placa de homenaje a las mujeres que estuvieron encarceladas en el convento de las religiosas Oblates.

La concejal de Patrimoni del Ayuntamiento, Begoña Floria, manifestó que «desde 2009 el alcalde Ballesteros ha puesto el tema de la memoria histórica sobre la mesa» y subrayó que «estos proyectos son importantes no por su magnificencia, sino porque permiten trabajar heridas y conocimientos de la historia de nuestra ciudad, aunque son complejos de llevar a cabo porque hay diferentes sensibilidades».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También