Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

‘Si el turista tiene una percepción negativa, busca alternativas’

Marta Álvarez, Gerente de la  Federació d’Empresaris de d’Hosteleria i Turisme de Tarragona (FEHT)
Whatsapp
Marta Álvarez, que en mayo fue nombrada gerente de la FEHT en sustitución de Joan Anton, posa para la entrevista en la calle Barcelona de Salou.  Foto: Alba Mariné

Marta Álvarez, que en mayo fue nombrada gerente de la FEHT en sustitución de Joan Anton, posa para la entrevista en la calle Barcelona de Salou. Foto: Alba Mariné

Marta Álvarez ejerce de gerente de la patronal turística tarraconense desde el  1 de mayo. Cuenta con más de 20 años de experiencia en el sector y hasta diciembre del año pasado era la directora de estrategia comercial de HotelBeda. También es socia de Xcale Consulting, una consultora tecnológica para empresas turísticas, y  fue directora comercial de PortAventura entre 1998 y 2002 y directora de la agencia de viajes receptiva de Barceló Viajes.

- ¿Le preocupa la turismofobia?
- Evidentemente, sí. Nos debe preocupar este tema porque, lamentablemente, la turismofobia es hoy un factor a tener en cuenta. Como en toda actividad empresarial en la que hay un intercambio comercial, debemos estar atentos a cómo evoluciona el entorno y a cómo influye en el mercado.
 
- ¿Teme que se pueda instalar en la Costa Daurada?
 - Es difícil que la turismofobia llegue a afectar a la Costa Daurada. Nuestra zona es un destino turístico y una parte muy significativa de su actividad económica depende de esta industria. En la Costa Daurada, el sector turístico convive perfectamente con el resto de actividades económicas y sociales del territorio desde hace mucho tiempo. Desde mi punto de vista, sería una paradoja que hubiera turismofobia.

- ¿Puede dañar la imagen del destino?
 - Una percepción negativa del destino siempre puede ser crítica en los procesos de decisión y compra. Éste es el riesgo. Si en la percepción del turista se generan aspectos negativos, buscará automáticamente alternativas donde aprecie que se pueda sentir más cómodo y seguro.
 
- ¿El modelo turístico de la Costa Daurada es el adecuado?
 -Es una pregunta con muchos matices porque un destino turístico se adapta constantemente a la evolución de los mercados. La apuesta actual es un modelo de turismo familiar de calidad. Creemos que se ha conseguido avanzar mucho en este sentido, y todos los activos que tenemos van en esa línea: el clima, la gastronomía, la cultura, las playas, el sol, el ocio, la calidad de los alojamientos, los servicios turísticos prestados... Constantemente se está invirtiendo en mejorar todos estos activos. El reto es transformarnos para dar cabida a diferentes tipologías de familia.

- ¿El turismo de borrachera se marchó con el Saloufest?
 - Desde el conjunto del sector turístico de la zona, y, por supuesto, Salou incluido, ya llevamos años trabajando para luchar contra este tipo de oferta y desarrollar un destino de ámbito mucho más familiar y de calidad.

- Esta temporada va camino de tener cifras récord. ¿Qué balance hace hasta ahora?
- Muy bueno. Se están cumpliendo las expectativas y todo apunta a que será una temporada muy buena. Ahora bien, debemos pensar que tenemos que saber interpretar y canalizar estos datos tan positivos y estar atentos a cómo va evolucionando el crecimiento del destino Costa Daurada. Los mercados cambian muy deprisa y están sujetos a muchas influencias de factores de entorno, geopolíticos, internacionales, etc. Es fundamental vigilar y analizar las tendencias turísticas.

- ¿Hay turistas que no han podido venir por falta de camas?
 - En general, no. Sí que es cierto que estamos en unos niveles muy altos de ocupación, y por lo tanto puede ser que en los días punta de la temporada turística haya algún problema de este tipo. Aunque, en general, a lo largo de la temporada no se ha producido este problema.
 
- ¿Faltan alojamientos en la provincia de Tarragona?
 - Probablemente hay zonas en que sí, pero hay muchas otras zonas que no. Y habrá que tener en cuenta la evolución de nuevos proyectos. Estamos en pleno desarrollo del proyecto del CRT con la multinacional Hard Rock y otros operadores que puedan venir. Incluirá más alojamientos en una zona, Salou-Cambrils-La Pineda, donde se necesitarán más camas si el nuevo proyecto turístico conlleva muchos más visitantes.

- Las reservas anticipadas han crecido, pero también es cierto que los alojamientos han hecho importantes descuentos. ¿Más turistas pero menos beneficio económico?
 - No se puede generalizar, dentro de este negocio existen muchos agentes de características y formatos diferentes. El sector, en su conjunto, se ha enfrentado a una realidad económica mucho más competitiva y más difícil que en años anteriores y, en este sentido, ha sabido dar respuesta a las exigencias del mercado. Las empresas turísticas han hecho un esfuerzo de adaptación. Se han renovado y se han optimizado gracias a la innovación y a los procesos de mejora continua de sus modelos de gestión, aspectos esenciales para convertirse en negocios competitivos.

- ¿El turismo ya ha salido de la crisis?
 - Es difícil dar una respuesta contundente. Desde la crisis todo ha cambiado, no sólo el sector turístico, sino todo el modelo económico. Estamos inmersos totalmente en un momento de tiempos líquidos, como decía el gran filosofo Zygmunt Bauman, en el que todo fluye constantemente de manera inestable y altamente flexible. Ése es el nuevo escenario para todos, para el turismo, también.

- ¿Qué pasará cuando destinos como Turquía, Egipto o Túnez se recuperen?
 - Que la Costa Daurada competirá de nuevo con estos destinos. Estamos haciendo un esfuerzo sectorial y conjunto para mejorar constantemente nuestra competitividad. Nuestra mejor baza es fidelizar al visitante. Su confianza es nuestro mejor patrimonio y la confianza sólo se consigue si dejas a tu cliente satisfecho. Solo así desearán volver.
 
-  ¿Cómo se fideliza a estos turistas prestados?
 - Hablemos de turistas ganados, y no prestados. La Costa Daurada y todo el sector turístico, en general, trabajamos en base a unos estándares de calidad muy altos que proporcionen al turista una muy buena experiencia vacacional en todos los aspectos: la gastronomía, los alojamientos, la hospitalidad, los transportes, las infraestructuras, la limpieza... Tenemos terreno todavía por recorrer, ya que nuestros activos, como destino, son de calidad. Ése es el camino en el que debemos mejorar continuamente y no acomodarnos.

Temas

Comentarios

Lea También