Sigue la ola de frío con más viento en Tarragona

El temporal vendrá acompañado de episodios de mala mar en el litoral tarraconense

Europa Press

Whatsapp
Se espera que los episodios de mal tiempo remitan a lo largo de la semana. EFE

Se espera que los episodios de mal tiempo remitan a lo largo de la semana. EFE

Todas las comunidades autónomas, excepto Galicia, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias y la ciudad autónoma de Ceuta, estarán este lunes en aviso por diversos fenómenos meteorológicos, como nevadas, lluvias, viento, oleaje, temperaturas mínimas o incluso deshielo o aludes, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET) para este 29 de noviembre, que prevé, no obstante, un ascenso generalizado de las temperaturas. 

En gran parte del país se espera una tendencia progresiva a la estabilización, aunque continuarán las precipitaciones en el extremo norte peninsular, sin descartar que sean localmente fuertes o persistentes en el Cantábrico, tendiendo a disminuir en general a lo largo del día. 

En zonas aledañas del norte peninsular, así como sistemas Central, Ibérico y Penibético, también son probables las precipitaciones, más débiles y dispersas cuanto más hacia el sur. 

En el resto de la Península y Alborán irá disminuyendo la nubosidad, con brumas y bancos de niebla matinales en bastantes zonas. En Baleares, hay probabilidad de chubascos y tormentas ocasionales, principalmente en el este, tendiendo a dispersarse y remitir al final. Y en Canarias hay probabilidad de lluvias y chubascos en las islas de mayor relieve y estará poco nuboso en el resto. 

Por lluvias, la AEMET ha activado avisos de nivel amarillo (riesgo) en Asturias, Cantabria, Burgos, León, Palencia, Navarra, Álava, Guipúzcoa y Vizcaya. 

La cota de nieve este lunes estará entre los 500 y 1.000 metros en la parte occidental de Pirineos, subiendo a 1.000/1.400 metros, mientras que en su parte oriental subirá a entre 1.000 y 1.400 metros. En el resto de zonas de montaña de la mitad norte, se situará a lo largo del día entre los 1.400 y 1.800 metros; en el sureste estará entre 900 y 1.200 subiendo a 1.200/1.600 metros; y en Baleares oscilará entre los 700 y 1.000 metros, subiendo a 1.400/1.800, tendiendo en general a remitir la nieve. 

Precisamente, por nevadas estarán este lunes en aviso naranja (riesgo importante) las provincias de Huesca y Lleida, mientras que en aviso amarillo (riesgo) estarán Teruel, Zaragoza y Girona. Por otro lado, en aviso amarillo por deshielo estarán Burgos, León, Palencia y Navarra, y en Huesca habrá riesgo de aludes. 

Las temperaturas sufrirán un aumento acusado casi generalizado, excepto en Canarias, donde descenderán ligeramente. En cualquier caso, se esperan heladas débiles dispersas en zonas de montaña, que serán más intensas y localmente fuertes en Pirineos. No obstante, la AEMET ha activado avisos por temperaturas mínimas de nivel amarillo en Barcelona, Girona y Lleida. 

Por último, habrá predominio de vientos del oeste y noroeste, con intervalos de fuerte a primeras horas en Alborán, Ampurdán, Baleares y en el Cantábrico; rachas fuertes en el bajo Ebro, Pirineos y sierras del tercio oriental peninsular; y en Canarias, régimen de alisios con intervalos de fuerte. 

Las provincias de Huesca, Lleida y Castellón tendrán avisos naranjas por viento, y en Almería, Granada, Teruel, Baleares (Ibiza y Formentera), Barcelona, Girona, Tarragona, Madrid, Murcia, Alicante, Valencia y Melilla, los avisos serán de tipo amarillo. 

El viento provocará mala mar en Granada, Baleares (Menorca), Girona y Alicante, donde se han activado avisos naranjas por oleaje, así como en Almería, Málaga, Asturias, Baleares (Ibiza, Formentera y Mallorca), Cantabria, Tarragona, Murcia, Valencia y Melilla, con avisos amarillos. 

Temas

Comentarios

Lea También