Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Simplificarán los trámites para rehabilitaciones en la Part Alta

El Ayuntamiento es consciente de que hay muchos edificios en malas condiciones y de que los propietarios deben tener más facilidades

Núria Riu

Whatsapp
En la calle de la Destral se está rehabilitando un viejo edificio desde hace algunos meses. FOTO: Lluís Milián

En la calle de la Destral se está rehabilitando un viejo edificio desde hace algunos meses. FOTO: Lluís Milián

Cuando el negocio de la construcción paró en seco y empezó a hablarse de la rehabilitación como una realidad hubo quien pensó que llegaba la oportunidad de los núcleos históricos. Estos debían ser los grandes beneficiados en un contexto en el que desaparecieron los grúas. Sin embargo, el tiempo ha demostrado que se están impulsando nuevas promociones y que los cascos urbanos se encuentran igual de degradados. Las mejoras que se han hecho en el parque de viviendas son mínimas, y uno de los grandes retos de toda administración siempre ha sido perseguir a los propietarios para que asuman el mantenimiento.

El goteo de derrumbes que ha habido en los últimos años en la Part Alta de Tarragona, y la dificultad en conseguir una respuesta por parte de los dueños, ha impulsado a la administración local a buscar nuevas estrategias. La más inminente será la simplificación de la tramitación. «Debemos dar más facilidad en la concesión de licencias ya que había llegado un momento en que había tantos planes estratégicos que bloqueaban cualquier iniciativa», explica el concejal de Territori del Ayuntamiento de Tarragona, Josep Maria Milà. 

Hay limitaciones para la rehabilitación por culpa de los vacíos 

La complejidad en la regulación generaba muchas dudas entre los técnicos municipales cada vez que recibían cualquier solicitud para impulsar una iniciativa privada. «En el centro histórico hay ganas de hacer cosas, pero el plan general pone muchas limitaciones en el momento de rehabilitar. Hay muchos vacíos», argumenta el edil socialista. A modo de ejemplo, asegura que ni siquiera la Catedral estaba catalogada como equipamiento, por lo que el área de Urbanisme tenía que estudiar caso por caso lo que podía hacerse o no. Para intentar dar más facilidades, la administración local ha decidido impulsar una modificación del plan general como paso previo para dar «más facilidades» a los propietarios interesados.

La modificación define de una forma muy clara dos zonificaciones. La primera tiene la calificación de urbanística, representa aproximadamente el 40% de la superficie fortificada, mientras que el 60% restante son sistemas públicos y privados. Y en este segundo apartado se incluye tanto las zonas verdes como el sistema viario y los equipamientos. 

El objetivo pasa por dar más facilidades a los propietarios

A partir de este nuevo sistema de ordenación, los propietarios que quieran impulsar una nueva iniciativa deben tenerlo mucho más fácil. «Si la actuación respeta la ley de patrimonio catalán, podrá otorgarse la licencia», describe el responsable del área de Urbanisme del Ayuntamiento.

La administración local justifica que «los objetivos del plan especial se asumieron y ahora lo que toca es dar un nuevo impulso a la rehabilitación, desactivando las limitaciones de forma que podamos darle un nuevo empuje al centro histórico». En este sentido, esta nueva oportunidad que quiere darse se ve como una oportunidad de cara a generar nuevas oportunidades en esta zona. «¿Por qué respecto a otras ciudades no tenemos hoteles en el núcleo histórico? Porque había muchas dificultades e inconcreciones, mientras que si ahora lo desactivamos habrá más facilidades», argumenta.

De hecho, la administración local ha argumentado a lo largo de los últimos años que esta situación es la que ha provocado que a día de hoy aún no se haya podido impulsar un proyecto para la Casa Foixà que, ubicada en la calle Cavallers, cayó hace cinco años y sigue en el mismo estado. 

Ante de fin de año podría procederse a una modificación puntual del POUM

Milà defiende que «cuando se haya aprobado definitivamente mejorará la edificación de un centro histórico» en el que, según la diagnosis que tiene el Ayuntamiento, «hay un número considerable de inmuebles que necesitan una rehabilitación integral».

Modificación del POUM
Para dar luz verde definitiva, el pleno del Ayuntamiento deberá aprobar ahora esta modificación puntual del POUM. Este paso podría darse antes de fin de año ya que el Equipo de Gobierno tiene previsto debatirlo en la sesión del mes de diciembre.

Desde la Associació de Veïns de la Part Alta, Manel Rovira aprueba esta intervención. «Debe hacerse una apuesta decidida porque si salimos del circuito más céntrico, en el que podemos incluir la Plaça de la Font, la calle Major, la Plaça del Fòrum y Santa Anna, a medida que vas callejeando está lleno de casas que en cualquier momento pueden darnos un susto», argumenta. 

Los vecinos consideran que la Llei de Barris supuso un impulso importante en cuanto a las actuaciones de mejora. Una dinámica que se paró cuando dejaron de abrirse convocatorias para renovar fachadas, mejorar la climatización de los inmuebles o permitir la instalación de ascensores. Y éste último sigue siendo uno de los grandes retos.

Temas

Comentarios

Lea También