Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Simulacro de amenaza terrorista en el Port de Tarragona

El objetivo del ejercicio, llamado MARSEC 2015, era comprobar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada con otros organismos para afrontar operaciones de seguridad marítima
Whatsapp
La Guardia Civil, asaltando el buque hipotéticamente secuestrado durante el simulacro. Foto: Juli Nomdedeu

La Guardia Civil, asaltando el buque hipotéticamente secuestrado durante el simulacro. Foto: Juli Nomdedeu

«El buque Amaso 11 es un gasero de bandera extranjera que se encuentra realizando una navegación internacional con transporte de mercancía considerada como materias peligrosas y que se encuentra fondeado frente a la Platja del Miracle a la espera de que se le otorgue hora de descarga en el Moll de la Química del Port de Tarragona».

«La tripulación está compuesta por 15 personas de nacionalidades siria y libia. Un miembro de la tripulación, mediante una comunicación por radio, emite un mensaje informando al Centro de Control de Emergencias Marítimas de que en ese mismo momento, cinco miembros de la tripulación, armados, están tomando el control del buque y tienen secuestrado al capitán».

Por suerte, el relato es sólo el planteamiento de una hipotética amenaza terrorista, la hipótesis en la que se basó el simulacro llevado a cabo ayer por la mañana por las diferentes fuerzas de seguridad y demás agentes implicados en la seguridad del Port. El ejercicio consistió en la activación del plan de protección de seguridad en el Port de Tarragona, incluyendo la activación parcial de los comités de seguridad, donde se practicaron los procedimientos de actuación conjunta de diversas agencias públicas para hacer frente a una amenaza.

El objetivo del ejercicio, llamado MARSEC 2015, era comprobar la capacidad de coordinación y colaboración de la Fuerza de Acción Marítima de la Armada con otros organismos para afrontar operaciones de seguridad marítima, así como mejorar la coordinación entre las unidades de la Armada y demás organismos implicados. En el de ayer, coordinado por la Autoritat Portuària y la Comandancia Naval de Tarragona, participaron la Subdelegación del Gobierno, los ayuntamientos de Tarragona, Vila-Seca, Salou y La Canonja, el buque de transporte ligero de la Armada ‘Contramaestre Casado’, el patrullero de altura Infanta Elena, la Guardia Civil, la Policía Nacional, Capitanía Marítima, Salvamento Marítimo, Mossos d’Esquadra, Bombers, Protecció Civil, SEM y 112.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También