Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sin dormir por las obras del tercer carril

Un vecino se dirigió a las
dos de la madrugada a 
los operarios pidiendo explicaciones

C. POMEROL - N. RIU

Whatsapp
Imagen de archivo de uno de los puntos de la vía donde se están llevando a cabo los trabajos. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo de uno de los puntos de la vía donde se están llevando a cabo los trabajos. FOTO: PERE FERRÉ

«Era imposible dormir. El ruido era espantoso, como si estuvieran picando piedra en mi habitación. Y así llevamos semanas», asegura Antonia, que vive en la calle Xavier Monsalvatge. Como ella, muchos vecinos de Residencial Palau-Torres Jordi no pudieron dormir durante la pasada noche. El motivo era las obras que se están llevando a cabo en este tramo de vía, en la que se está instalando el tercer carril.

Carol Pérez, otra vecina de la zona, asegura que «estuvimos todo el verano pasado aguantando el ruido de las máquinas. El calor nos obligaba a dormir con las ventanas abiertas y era horrible», explica Pérez, quien añade que «hay días que puedo escuchar a la perfección la conversación entre los operarios. Le decía uno a otro: Antonio, pasame no sé qué..».

Pero la pasada noche, un vecino estalló. Se trata de Joan Murtó. Eran las dos de la madrugada y no podía dormir. Se levantó de la cama, salió a la calle y se dirigió hasta donde estaban los operarios trabajando. Todo esto lo grababa con su teléfono móvil. «Fui hasta la zona del río Francolí. Había una máquina muy grande. Le dije a los trabajadores que no podíamos dormir y me alertaron de que la cosa seguiría igual hasta las cinco de la mañana», explica Murtó, quien finalmente llamó a la Guàrdia Urbana. Los agentes le informaron de que ya habían estado en el lugar, tras ser avisados por otros vecinos del barrio. La situación es inaguantable para los residentes en Torres Jordi.

Pese a ello, Adif asegura que realizar las obras de noche es la única alternativa para que no se vea afectado el tráfico ferroviario, mientras se instala el ancho mixto en el tramo entre Castellbisbal y Vila-seca.

El ente gestor de infraestructuras pedía disculpas por las «molestias» que puedan padecer los vecinos que viven cerca de la vía. Pese a ello, aseguraba que la alternativa es esta o que tenga que cortarse la circulación de trenes por esta vía, mientras se realizan los trabajos. Y es que las obras tan solo pueden hacerse en una franja de tiempo muy limitada, que corresponde al mantenimiento nocturno, desde que deja de circular el último tren hasta que pasa el primero de la mañana.

En este caso concreto, la intervención afecta a los pórticos que sujetan el sistema de electrificación y los trabajos se centran ahora en el tramo entre Torredembarra y Tarragona.

Temas

Comentarios

Lea También