Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sin la custodia de otro hijo el detenido por maltratar a su bebé

La Generalitat le retiró también la custodia de un hijo de un año

C. Pomerol-J. Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de la UCI Pediàtrica del Hospital Joan XXIII, donde está ingresado el pequeño desde el miércoles por la tarde. FOTO: Pere Ferré

Imagen de archivo de la UCI Pediàtrica del Hospital Joan XXIII, donde está ingresado el pequeño desde el miércoles por la tarde. FOTO: Pere Ferré

Según ha podido saber el ‘Diari’, el padre del bebé, de 21 años, ya contaría con antecedentes de este tipo.

El joven tiene otro hijo, de un año, con otra pareja, y hace unos meses, la Generalitat le retiró también la custodia del pequeño. Por el momento, se desconocen los motivos.

En esta ocasión, un bebé de tan solo un mes de edad ingresaba el pasado miércoles por la tarde en el Hospital Joan XXIII con evidentes signos de haber sido maltratado. Los Mossos d’Esquadra iniciaron una investigación y, finalmente, ayer por la tarde, los padres, de 21 y 22 años, de nacionalidad española y vecinos de Montblanc, fueron detenidos como presuntos autores de los delitos de lesiones y violencia física habitual en el ámbito del hogar. El bebé, que se encuentra ingresado en la UCI Pediàtrica del hospital tarraconense, sufre una hemorragia cerebral y su estado es grave. El pronóstico, según fuentes médicas, no es optimista.

Todo empezó la tarde del miércoles cuando los padres del menor acudieron a Urgencias porque el pequeño no se encontraba bien.  Finalmente, ingresó en la UCI Pediàtrica de Joan XXIII por una hemorragia interna en la cabeza. Su estado era grave. Cabe apuntar que el pequeño nació hace aproximadamente 40 días en el Pius Hospital de Valls.

Fueron los profesionales del centro hospitalario quienes, tras observar que la hemorragia del pequeño no era habitual, alertaron de un posible caso de malos tratos a los Mossos d’Esquadra y a la Direcció General d’Atenció a la Infància i a l’Adolescència (Dgaia) –organismo que promueve el bienestar de los menores–. Rápidamente se activó el protocolo marcado en estos casos y los Mossos d’Esquadra de Valls iniciaron la investigación, que se alargará unos cuantos días más. 

Por su parte, un equipo de valoración de maltrato infantil de la Dgaia decidió desplazarse hasta el hospital y ayer por la tarde abrió un expediente por desamparo del menor y asumió la tutela hasta que se aclaren los hechos. Además, el Departament d’Afers Socials también ha iniciado los trámites para  personarse como acusación particular en la causa judicial en defensa de los derechos de los menores, explicaba el organismo a través de un comunicado. 

Paralelamente, los Mossos d’Esquadra de la comisaría de Valls abrieron rápidamente una investigación en el seno de la familia  ante los presuntos maltratos al bebé de un mes. Tras recabar información del entorno más cercano y vistos los resultados de los primeros informes que prepararon los médicos del Joan XXIII, los Mossos decidieron ayer por la tarde detener a la pareja, de 21 años él y 22 ella y vecinos de Montblanc, acusados de un presunto delito de lesiones y violencia habitual en el ámbito del hogar. La investigación sigue abierta, según confirman fuentes policiales, aunque declinan no dar más detalles, teniendo en cuenta que se trata de un menor de edad.

Un futuro incierto
El pequeño, tras pasar la noche del miércoles al jueves estable, estuvo acompañado durante todo el día de ayer por sus padres y una profesional de Dgaia, quien no dejó solos en ningún momento a los progenitores. Ayer por la mañana, el pequeño fue sometido a más pruebas para ver el alcance de la hemorragia y las posibles secuelas que pueden derivar de ella. Pero finalmente no se pudieron llevar a cabo, ya que el bebé sufrió varios episodios de convulsiones. Por la tarde, la situación se estabilizó y pudieron realizar la resonancia que, según ha podido saber el Diari de Tarragona, no augura un muy buen pronóstico para el futuro.

La versión de los padres
Por su parte, los padres del menor, una pareja joven, de nacionalidad española y vecinos de Montblanc, desmentían ayer por la tarde las graves acusaciones. Según fuentes cercanas a la familia, los progenitores llevaron al pequeño a Urgencias por un problema de hongos en la boca, de carácter genético, «ya que su hermano también lo sufrió», según la versión de los padres, quienes argumentaron su inocencia durante toda la jornada de ayer en el hospital. 
 

Temas

Comentarios