Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sin pediatras en los CAP de Tarragona en fin de semana

Los pequeños deben acudir a un punto de atención continuada, como el de La Granja, donde un médico de familia les visita, o bien, a uno de los hospitales de la ciudad

Carla Pomerol

Whatsapp
El CAP Rambla Nova es el especializado en pediatría, pero no abre ni sábado ni domingo.  FOTO: pere ferré

El CAP Rambla Nova es el especializado en pediatría, pero no abre ni sábado ni domingo. FOTO: pere ferré

Tarragona no cuenta con ningún pediatra en los centros de atención primaria (CAP) de la ciudad durante las noches y los fines de semana. Los encargados de atender a los más pequeños son los médicos de familia de guardia de los CAP, quienes, si no lo ven claro o el caso es grave, envían al paciente a cualquier hospital de referencia, en este caso al Joan XXIII o Santa Tecla. Sindicatos, profesionales y usuarios denuncian la situación, ya que el resultado final de la ausencia de pediatras en los CAP es el colapso de urgencias pediátricas en los hospitales.

Es habitual que los bebés tengan tos persistente o unas décimas de fiebre, entre otras dolencias. Cualquier pequeño malestar inquieta a los padres, pero más aún cuando se produce durante el fin de semana. La mayoría de familias desconocen qué hacer si ocurre esto. A partir de las nueve de la noche del viernes y hasta el lunes, a las ocho de la mañana, no hay ningún pediatra en los CAP, lo que no significa que no haya asistencia pediátrica. Son los médicos de cabecera o de familia de guardia –algunos con titulación en puericultura– los que visitan a los pequeños. Son estos facultativos los que determinan si la urgencia es menor o si es necesario una atención más específica. Es entonces cuando se envía el paciente al hospital.

«No entendemos que no haya pediatras cuando más accidentes ocurren, en fin de semana»
Josep Tutusaus
USITAC

Los dos únicos centros de atención primaria abiertos durante el fin de semana en Tarragona son el CAP Muralles, que cierra a las nueve de la noche, y el de La Granja-Torreforta, que es un punto de atención continuada (PAC), lo que significa que durante el día es CAP y, por la noche y los fines de semana, es urgencias. Pero en ninguno de los dos centros cuentan con especialistas en pediatría. El resto de CAP de la ciudad, exceptuando el de la Rambla Nova –que es el más especializado en pediatría–, también abre los sábados, de ocho de la mañana a tres de la tarde, también sin pediatra.

«No hay pediatras físicamente, pero sí que hay asistencia pediátrica, por parte de los médicos de medicina general»
CatSalut

La tarraconense Marta Linares acudió hace unas semanas al CAP Rambla Nova, con su bebé de 9 meses. El pequeño tenía tos y décimas de fiebre. Eran las cinco de la tarde y se encontró con las puertas cerradas. La solución era desplazarse hasta el CAP Muralles o hasta las urgencias pediátricas del Hospital Joan XXIII que, por cierto, estaban colapsadas. «Decidimos irnos a casa porque nos teníamos que esperar mucho rato. Pensé que el lunes ya le llevaría a su pediatra», asegura Linares.

Pasa en toda Catalunya
Según CatSalut –ente público que gestiona la sanidad en Catalunya y que depende de la Generalitat–, esta situación se repite en toda Catalunya, ya que es el modelo que se aplica. CatSalut reconoce que no hay pediatras físicamente, pero sí que hay asistencia pediátrica. «La cartera de servicios no se ve reducida», reconocen desde el CatSalut, que hace unos años decidió que fueran los médicos de cabecera los encargados de atender a los pequeños durante los fines de semana. Estos facultativos están capacitados para solucionar la mayoría de los problemas que se dan en este ámbito.

Faltan especialistas
Algunos sindicatos han denunciado esta situación, ya que han recibido quejas por parte de médicos de cabecera, quienes aseguran que al no atender niños de manera habitual, se encuentran con más dificultades. «No entendemos que durante el fin de semana, cuando más accidentes hay, se prescinda de pediatras en los CAP», asegura Josep Tutusaus, secretario de USITAC, quien añade que «la comunidad sanitaria insiste en no acudir a las urgencias de los hospitales si la dolencia se puede tratar en la atención primaria. Pero necesitamos que la primaria esté completa». 

Tutusaus reconoce que uno de los motivos que ha llevado a esta situación es la falta de especialistas en pediatría. «La mayoría de ellos prefieren desarrollar su carrera profesional en un hospital y no en un CAP. Algunos médicos de medicina general cubren las vacantes de pediatría», explica el secretario de USITAC. 

Las urgencias pediátricas del Hospital Joan XXIII están colapsadas, día sí y día también, lo que dificulta el trabajo de los profesionales. Se trata de una problemática que se amplia a toda Catalunya, aunque se le añade que Tarragona tampoco cuenta con un CAP de urgencias abierto 24 horas. 

Temas

Comentarios

Lea También