Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sita Grau Torras: 'Mi libro es una forma de compartir esperanza'

Sita Grau es maestra de reiki y escritora. Su obra 'La sonrisa de las Margaritas' habla de su experiencia para dar optimismo a la gente. Además da e imparte clases de reiki

Esther Garrido

Whatsapp
Sita Grau haciendo meditación. Foto: Lluís Milián

Sita Grau haciendo meditación. Foto: Lluís Milián

El reiki es la vida para Sita Grau Torras. Y la vida, felicidad. Y (casi) todo, se lo debe al reiki. Es un círculo sin fin para esta tarraconense nacida en el 1968 y maestra de reiki. ¿Pero qué es? Reiki se compone de dos palabras japonesas: rei, universo, y ki, energía.

De modo que básicamente el reiki es la energía universal, que se transmite mediante una terapia bioenergética en la que ésta energía se canaliza y se da, «aportando más salud física, emocional, mental y espiritual» dice Grau.

La manera en cómo funciona es sencilla. «Hacemos de canal energético»,explica Grau. Para aclararlo, tiene un ejemplo que es el que da en todas sus clases: «Somos como un limón. Si a ese limón lo atraviesas con una pajita, dentro de la pajita pasa la energía y entonces la ofrecemos». Según afirma, aprender la técnica del reiki es importante porque tenemos «energía limitada» en nuestro cuerpo, pero canalizando la del universo es una energía sin fin, con lo que «no nos agotamos». Se puede hacer reiki a personas, pero también a animales, plantas o lugares.

La historia de Sita Grau es única en el mundo. Padeciendo una enfermedad muy grave, sintió ‘la llamada’ de esta terapia, para usarla en su propio beneficio, sin abandonar los tratamientos occidentales. Pero para ella, su situación tan terrible no fue una desgracia, al contrario, la describe como «una bendición». Una frase que le encanta para describir su dramática etapa es la del escritor y psicomago Alejandro Jodorowsky: ‘No seas maestro, no enseñes, simplemente muestra lo que has aprendido a hacer por ti mismo’. Y Grau ha aprendido mucho de su experiencia, y necesitaba compartirla. Y es que Sita Grau se curó. Se curó cuando los médicos no daban nada por ella.

En un momento en que necesitaba armonía en su vida, el reiki «fue a ella» y se comprometió a difundirlo entre los demás. Cuando físicamente la consumía la enfermedad, esta terapia le aportó «paz, tranquilidad y conocimiento» así que «la tenía que difundir».

Considera que «en Tarragona necesitamos estas terapias», ya que las químicas producen muchas enfermedades. También por culpa del actual ritmo de vida, que causa estrés. Grau asegura que «todas las ciudades necesitan reiki» y «se debería impartir en los hospitales».

Grau ha escrito un libro solidario, cuyos beneficios van por completo a la Associació de Nens amb Càncer, Afanoc. La obra se llama La sonrisa de las margaritas, y la autora la describe como una forma de «compartir esperanza en la vida». El libro está basado en su propia experiencia y su intención es ayudar a gestionar las emociones y sentimientos para poder vivir mejor, aunque sea en casos de enfermedad o de sufrimientos emocionales y personales.

Grau habla de su libro como «una sonrisa a la vida del jardín de nuestro cuerpo». En él, explica los pasos que tuvo que seguir para salir adelante.En su caso, le sirvió el reiki y la meditación. Pero sobretodo aceptar. «La clave es la aceptación», asegura. Ahora se encuentra escribiendo la segunda parte, ya que es un libro «que está ayudando mucho».

Grau asegura que el reiki no te cambia, sino que «te une contigo mismo», «no nos hace ser nada que no seamos», al contrario, «te conecta con lo que realmente somos».

Temas

  • TARRAGONA

Lea También