Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Solidaridad a distancia

La campaña en Tarragona se inició hace tres meses con un concierto. Diferentes entidades y colectivos se han sumado a la iniciativa. El material se enviará al campo de Tesalonica.

Àngel Juanpere

Whatsapp
Todo el material está guardado en un almacén del Polígono Constantí y pronto será enviado a Grecia. Foto: Lluís Milián

Todo el material está guardado en un almacén del Polígono Constantí y pronto será enviado a Grecia. Foto: Lluís Milián

Alimentos no perecederos, productos de higiene personal, pañales infantiles y juguetes. Es el material que la ONG Bomberos en Acción solicitó a los ciudadanos de España para ayudar a los refugiados que se encuentran en Grecia. En sólo tres meses, en el Camp de Tarragona se ha recogido material para llenar 21 palets, que en las próximas semanas serán enviados al campo de refugiados de Tesalonica, al norte del país. Aunque dicha organización no gubernamental no tiene asociados en las comarcas de Tarragona –hay unos 3.000 en España y un centenar en Catalunya–, se muestra muy satisfecha por la reacción de los ciudadanos ante esta «emergencia», como la califican, señala un miembro de la entidad, Juanma Jaime.

La ONG desde hace meses tiene presencia en los campos de refugiados de Grecia. Antes tenían desplazada una lancha de rescate en la isla de Lesbos. Pero tras el acuerdo entre la Unión Europea y Turquía y la consiguiente disminución de refugiados que llevaban a Grecia por el mar, su acción se decantó hacia los campos de refugiados, principalmente en el de Idomeni, que albergaba unos 28.000. Allí crearon un hospital, un espacio para comadronas, una escuela para niños y adultos –a estos se les enseñaba inglés y alemán–. La ONG tenía desplazados unos 250 personas –en turnos de tres semanas–, que contaban con la colaboración de voluntarios entre los propios refugiados.

Con el cierre de Idomeni, su acción se trasladó a otros campos. El material recogido en Tarragona –todo de verano, porque en cada momento cambian también las necesidades– irá destinado al de Tesalonica, en el mar Egeo.

Inicio de la campaña

La campaña en el Camp de Tarragona ha sido incentivada por dos diputados en el Parlament de Catalunya por la circunscripción de Tarragona: Carles Castillo (PSC) y Francisco Javier Domínguez (C’s). Y se inició con un concierto en el mes de abril en la Sala Zero de Tarragona con Vergüenza Ajena y Taílla. A partir de este momento, los dos diputados contactaron con entidades y asociaciones de vecinos. Muchas se han volcado en esta iniciativa solidaria, como la Cambra Arrossera d’Amposta, que ha donado más de 400 kilos de su producto estrella. El único Ayuntamiento que también se ha sumado es el de L’Hospitalitat de l’Infant. Una técnica de Joventut vio en Tarragona el cartel, y la concejal llamó a Castillo y se pusieron a recoger material. Lo mismo hicieron asociaciones de vecinos de Tarragona –L’Albada, Parc Riu Clar y La Floresta, así como otras entidades, como la Fundació Bonanit, la URV –principalmente Jurídiques y Econòmiques– e incluso empresas privadas como Repsol.

La campaña de donaciones ya ha concluido. Se han recogido zapatos, unos 200 carritos de bebé,comida, tiendas de campaña grandes, ropa de verano, juguetes, productos de higiene íntima y algunos productos sanitarios –antimosquitos y antipicaduras–. Todo ello está almacenado en una nave del Polígono Constantí. Se prevé que en dos semanas estará ya listo para partir desde el puerto de Tarragona rumbo a Grecia.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También