Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Solimar cortará la N-340 si la EMT suprime una parada de autobús

La asociación de vecinos se opone a los planes del Ayuntamiento, que ha decidido eliminar el punto de subida y bajada de usuarios situado frente a la gasolinera Jaume I

Octavi Saumell

Whatsapp
Varios vecinos de Solimar, el pasado jueves, en la parada que la EMT considera que es peligrosa y que debe suprimirse. Foto: Pere Ferré

Varios vecinos de Solimar, el pasado jueves, en la parada que la EMT considera que es peligrosa y que debe suprimirse. Foto: Pere Ferré

La urbanización de Solimar está en pie de guerra contra el Ayuntamiento de Tarragona. Recientemente, la Empresa Municipal de Transports (EMT) les ha comunicado que ha decidido suprimir la parada de las líneas 12 y 13 que está situada frente a la gasolinera Jaume I. Según han confirmado al Diari fuentes de la compañía pública, el principal motivo que argumenta la administración local es que este punto es «demasiado peligroso», por lo que «en estos momentos, la única opción es dejarla sin utilidad».

Desde la EMT se indica que, para tomar esta decisión, se ha llevado a cabo un estudio de todas las paradas de la ciudad, y que ésta ha sido la que se ha corroborado que genera «más problemas». En este sentido, se remarca que la decisión «se tomó en un consejo de administración» y que la única posibilidad es que «sea el Estado el que realice las mejoras necesarias, ya que es el propietario de la vía».


‘¡Hay paso soterrado!’
La presidenta de la Associació de Veïns de Solimar, Elvira Vidal, se muestra «perpleja» por la decisión adoptada por parte de la compañía dependiente del Consistorio. «Las paradas de Solimar, Cala Romana y Brisamar están en la calzada, sin espacio para que los buses puedan pararse. A menudo, esto obliga a cortar el tráfico y se forman largas colas, pero no creemos que esto se solucione suprimiendo la parada, sino apostando por su mejora y mantenimiento» afirma la máxima portavoz vecinal.

Asimismo, Vidal lamenta que los usuarios del transporte público «nos jugamos la vida en la N-340, ya que no tiene señalización y es muy insegura». En este sentido, lamenta que el emplazamiento cuenta con un paso soterrado, que se encuentra muy deteriorado.

«Los vecinos hemos pedido en varias ocasiones que se adecúe, ya que no cuenta con aceras, hay barrera arquitectónicas y no hay ni una sola barandilla en condiciones», por lo que lamentan que su utilización es «muy difícil, especialmente en horario nocturno» afirma la presidenta de los vecinos.

Los residentes de esta urbanización de Llevant se muestran especialmente soprendidos de la decisión del Consistorio, ya que «representantes de varios grupos municipales y el propio concejal de Espais Públics –José Luis Martín (PP)– han venido a constatar el lamentable estado en el que se encuentra el acceso», afirma Vidal, quien asegura que ha enviado peticiones también por escrito al Ayuntamiento solicitando una actuación en ese entorno.

Este lunes, los representantes de la asociación de vecinos se reunirán con la gerencia de la EMT para intentar encontrar una opción alternativa a la supresión de la parada. En caso de no llegar a un consenso, los residentes amenazan con «realizar movilizaciones y cortar la carretera», en una acción que cuenta con el apoyo de la Federació de Veïns de Llevant.

n n n

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También