Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

"Somos conscientes de que estamos perjudicando"

Un 80% de los examinadores de tráfico de la provincia se suma a la huelga, que se prevé alargar

Carla Pomerol

Whatsapp
La huelga empezó el pasado 2 de junio y se lleva a cabo los lunes, martes y miércoles del mes de julio. Foto: Lluis Milián

La huelga empezó el pasado 2 de junio y se lleva a cabo los lunes, martes y miércoles del mes de julio. Foto: Lluis Milián

Los examinadores de tráfico continúan llevando a cabo la huelga que se inició el 2 de junio y que se alargará hasta el 31 de julio. El seguimiento en la provincia de Tarragona está siendo de un 80% de media. El motivo es la reivindicación del complemento específico, que ya se acordó hace diez años entre la Dirección General de Tráfico (DGT) y los sindicatos del sector. Los lunes, martes y miércoles, la mayoría de profesores no se presentan a sus puestos de trabajo, cosa que perjudica muy seriamente tanto a alumnos como a profesores.

«Somos conscientes de que nuestras medidas están afectando a otros sectores, como el de las autoescuelas. Nos sabe muy mal la situación, pero nosotros necesitamos hacer presión para que la administración actúe y nos devuelva lo que nos merecemos», explica Fina Cano, examinadora de Vila-seca, quien añade que «lo único que les podemos decir es que ellos también deben hacer presión porque, como empresarios, están sufriendo muchas pérdidas y deben defender sus intereses por encima de los otros».

Los examinadores piden más repercusión mediática de la huelga

Algunos profesores de autoescuela entienden y dan apoyo a la huelga de examinadores. Otros, no. Piensan que estas medidas afectan negativamente a sus alumnos y a sus negocios. «Sólo faltaba esto», comenta una profesora de autoescuela.

Los examinadores son conscientes de la importancia que tienen sus actos, y es que algunos examinadores aseguran que se encuentran casos de jóvenes que necesitan el carné de conducir para presentarse a unas oposiciones o para poder acceder a un trabajo durante el verano. «Ven truncados sus sueños. Pero no somos nosotros los responsables, es la administración», asegura Fina Cano.

Los examinadores reivindican un incremento de 240 euros brutos del complemento específico, es decir, aquel plus que se paga por el puesto de trabajo. «No es lo mismo estar en la oficina que en el coche durante muchas horas, y expuestos a accidentes y otras cosas. Exigimos un aumento del complemento específico», asegura Fina Cano, quien destaca que esta huelga está convocada por un colectivo de trabajadores y no por los sindicatos. Cano no descarta que los parones se alarguen durante el mes de septiembre, «ya que en las últimas reuniones, la DGT no se ha mostrado muy dispuestas a acercar posiciones entre las dos partes».

Temas

Comentarios

Lea También