Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Festivales

Sónar 2018 abre fronteras en la música siendo fiel a sus veteranos

Gorillaz, Rosalía y LCD fueron los más esperados del festival. La tecnología fue protagonista en su 25 edición

Pablo Latorre

Whatsapp
Esta edición ha batido récord de asistencia, con más de 126.000 personas de todo el mundo.

Esta edición ha batido récord de asistencia, con más de 126.000 personas de todo el mundo.

Con la pulsera en la muñeca, ya estaba uno preparado para entrar en un atmósfera única, la que Sónar creó de nuevo este fin de semana batiendo su propio récord de asistencia. Más de 126.000 personas de todo el mundo acudieron a Barcelona para disfrutar del 25 aniversario de este encuentro que ha trascendido en el ámbito de la música electrónica y la innovación. Pero ya no se queda ahí.

Año tras año, Sónar se ha abierto a nuevas esferas, captando público nuevo, y sin perder su esencia. La misma que cautivó a los veteranos del festival –todos ellos modernos de las escenas más alternativas de BCN–. Ahora el público es más dispar, aunque uno seguirá encontrándose con looks tan arriesgados como sorprendentes.

Un total de 150 actuaciones –partidas entre Sónar de Día y Sónar Noche– hicieron que la fiesta no se detuviera, dando siempre más relevancia a la música que al nombre que lidera el cartel. Desde siempre, Sónar busca más allá de la fama. Quiere crear ambientes que seduzcan al público, que rompan en la escena presente o que ofrezcan un show nuevo. No obstante, Gorillaz, Rosalía y LCD fueron los más esperados de este junio, seguidos por el estadounidense Diplo, que volvió a Barcelona sin que los modernos se escandalizaran al volver a pinchar La Gasolina de Daddy Yankee, como ya hizo en 2005. De hecho, puso en evidencia dos cosas, que el reggaeton ya es mainstream, y que los lisiados bailan.

Pero la música ya no es la única protagonista, también las experiencias. Esta edición exploró el futuro de la creatividad de la tecnología, el conocimiento y la red. Organizaciones como la NASA o Google Magenta ofrecieron parte de sus innovaciones a quienes curioseaban en Sónar+D, el congreso internacional que busca nuevos límites artísticos, culturales y tecnológicos. El mismo lugar donde el networking fue una de sus estrellas. Durante unas horas se convirtió en un punto de encuentro para inversores, empresas, startups y profesionales. Todo un abanico de experiencias y conocimiento que terminó este domingo un concierto de clausura de lujo. Ryuichi Sakamoto y Alva Noto cerraron las 25ª edición de Sónar con su espectáculo Two, en el majestuoso Teatre Grec de BCN.

Temas

Comentarios

Lea También