TGN activará un dispositivo especial para evitar aglomeraciones por Santa Tecla

El Ayuntamiento, las entidades del Seguici Popular y las collas castelleras se conjuran para que no se repitan las imágenes del pasado sábado en Vilafranca del Penedès

CARLA POMEROL

Whatsapp
Imágenes del pasado sábado en Vilafranca del Penedès. FOTO: twitter

Imágenes del pasado sábado en Vilafranca del Penedès. FOTO: twitter

Tarragona intentará, por todos los medios, que durante las fiestas de Santa Tecla no se repitan las imágenes del pasado sábado en Vilafranca del Penedès, cuando se pudieron ver aglomeraciones en algunas calles de la población, por parte de jóvenes que celebraban el Sant Fèlix, sin mascarilla ni distancias de seguridad. El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, aseguraba ayer que no le temblaría el pulso a la hora de poner sanciones si alguien se saltara las normas. Ricomà anunció que se está trabajando en un dispositivo policial para evitar cualquier tipo de aglomeración, sobre todo, durante los días más señalados de las fiestas, como puede ser por ejemplo, la Baixada de L’Àliga, el próximo 21 de septiembre.

Cientos de personas salieron a la calle el pasado sábado en Vilafranca del Penedès, para celebrar la fiesta mayor de Sant Fèlix. Pese a las restricciones decretadas, se organizó una cercavila al margen de programa de actos oficial y sin autorización municipal. La fiesta acabó con importantes aglomeraciones, incumpliendo así con las medidas de prevención de la Covid-19. El consistorio rápidamente se desvinculó de los hechos y definió como «irresponsable» la actuación por parte de algunas entidades de la ciudad. Por su lado, los Mossos d’Esquadra denunciaron los organizadores de la cercavila espontánea.

A menos de quince días para dar comienzo a las fiestas de Santa Tecla, el Ayuntamiento tarraconense se prepara para evitar que se repitan estas imágenes. El primer paso fue reunirse con las entidades del Seguici Popular, con las collas castelleras y con los músicos de la ciudad. Ricomà, en el encuentro, pidió corresponsabilidad durante las fiestas. «Se ha demostrado que Tarragona apuesta por la cultura. Se pudo ver durante Sant Magí, pero ahora llega el plato fuerte con Santa Tecla, momento en el que se concentra la actividad social y cultural en la ciudad», explicaba ayer el alcalde, quien añadía que «eso quiere decir que la responsabilidad para que todo funcione debe ser compartida, desde el Ayuntamiento, pasando por las entidades y acabando por la ciudadanía. Solos no lo podremos conseguir».

Ricomà aseguraba ayer que las entidades del Seguici y las collas castelleras se mostraron dispuestas a seguir con la línea marcada por el Consistorio. «Tengo la sensación de que todos remamos hacía la misma dirección. Los grupos entendieron el mensaje, que no es otro que celebrar unas fiestas de Santa Tecla adaptadas a la situación del Covid-19», apuntaba el alcalde, quien añadía que «es un reto».

El Ayuntamiento deja claro que se pondrán sanciones y multas a todos aquellos que se salten las normas durante las fiestas. Además, los cuerpos de seguridad trabajan conjuntamente para crear un dispositivo, sobre todo, durante aquellas jornadas marcadas en rojo en el calendario, como pueden ser la Baixada de L’Àliga –cuando se reúnen miles de personas en la Plaça de les Cols–, o la víspera de la diada –en este caso el peligro se centra en el Camp de Mart–.

El alcalde quiso mandar un mensaje a la ciudadanía: «Sabemos que son días en los que habitualmente hay cosas para hacer y ver en todos lados. Esta vez, pedimos que la gente lo haga desde su casa. La filosofía de salgo a la calle a ver que me encuentro, no funcionará ahora». La semana que viene se presentará el programa de actos, pero lo que el alcalde dejó claro es que todas las actividades serán a través de cita previa y con un registro de personas. El objetivo es evitar las aglomeraciones. Por el momento, ya se han anunciado los grandes conciertos, que se llevarán a cabo en el Camp de Mart.

¿Y la noche del día 21?

Las entidades del Seguici Popular y las collas castelleras se sienten corresponsables de que todo funciona bien. Por ello, los grupos trabajan en campañas para que sus socios y el resto de la ciudadanía esté totalmente concienciada de la situación. En pocos días, algunas de las iniciativas verán la luz.

Uno de los momentos que más preocupa es el de la Baixada de L’Àliga que, en condiciones normales, se debería celebrar el próximo lunes 21 de septiembre. El festejo se concentra, sobre todo, en las escaleras de la Catedral y en la Plaça de les Cols. Los aliguers lo tienen claro: «Pedimos a la gente que no organicen una Baixada alternativa, que no se concentren en las escaleras, por favor. Debemos pensar en aquellas personas que lo están pasando tan mal», pide Javier Muniáin, vocal de L’Àliga de Tarragona, quien añade que «hay cosas más importantes que se han suspendido y no ha pasado nada. El año que viene, la haremos más grande». La entidad se reunió esta semana para trabajar en una propuesta alentadora que pueda llegar a toda la ciudadanía y que ayude a pasar el mal trago de no celebrar la Baixada de L’Àliga.

En la misma línea se muestra Ricard Garcia, presidente de la Mulassa, y Gorka Bertran, cap de colla de la Colla Jove Xiquets de Tarragona. «Somos los que más ganas tenemos de Tecla, pero somos conscientes de que debemos ser corresponsables con la situación», opina Garcia. Por su parte, Bertran asegura que la entidad trabaja para encontrar mecanismos que garanticen el cumplimiento de las normas en aquellos actos que organicen.

Temas

Comentarios

Lea También