TGN aplaza «por seguridad y prevención» el regreso presencial al Ayuntamiento

El Consistorio tenía previsto finalizar hoy el «periodo excepcional» de teletrabajo, pero lo ha frenado ‘sine die’ por los recientes rebrotes

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de esta semana del interior del edificio municipal de la Plaça de la Font. FOTO: Pere Ferré

Imagen de esta semana del interior del edificio municipal de la Plaça de la Font. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona ha frenado «por prevención y seguridad» el plan para que sus empleados vuelvan a trabajar físicamente a las dependencias municipales. Inicialmente, la voluntad de la corporación local era la de dar a partir de hoy por finalizado al «periodo excepcional de no asistencia presencial» que está en vigor desde el pasado mes de marzo en todos los servicios del Consistorio, organismos autónomos y sociedades mercantiles.  

Desde entonces, son más de 700 los trabajadores que están teletrabajando, primero debido a la crisis sanitaria y el Estado de alarma y, posteriormente, por el protocolo de seguridad establecido para evitar nuevos contagios. Así, a mediados del mes de mayo se abrieron parcialmente las OMAC –que van con cita previa– y, ya en junio, se volvieron a poner en funcionamiento los equipamientos deportivos y patrimoniales, y servicios como la EMT ampliaron sus frecuencias. 

Ahora, la administración municipal quería dar un nuevo punto de inflexión, instando a sus empleados a volver al trabajo físico paulatinamente entre el 13 y el 24 de julio, estableciendo un mínimo del 50% de la plantilla de cada área en servicio presencial tras garantizar el cumplimiento de todas las medidas higiénicas y de seguridad. 

Los recientes rebrotes, sin embargo, han llevado al concejal de Serveis Centrals –Jordi Fortuny (ERC)– a frenar este operativo, según estableció en un decreto firmado el pasado viernes, en el que aplaza «hasta nueva resolución» la vuelta física a las oficinas municipales. La pasada semana en la ciudad se detectó un brote que afectó a una familia de cinco personas, mientras que el viernes se suspendió un Casal d’Estiu de la Escola Saavedra. 

Por ello, el segundo teniente de alcalde detalla en el documento que el nuevo calendario para el regreso presencial «se acordará y publicará en un nuevo decreto en el momento en el que las circunstancias de salud y de seguridad así lo aconsejen». 

Activación del protocolo en BASE

Por otra parte, la Diputació de Tarragona ha instado a seis trabajadores del organismo autónomo BASE para que teletrabajen durante 15 días. Fuentes de la administración provincial aseguran a este periódico que se ha tomado la decisión «por precaución, siguiendo los protocolos del Departament de Salut». 


Una empleada del organismo informó la pasada semana que, recientemente, estuvo en contacto con una persona que había dado positivo. Antes de saberlo, celebró su cumpleaños con seis compañeros. Tras conocer el positivo, la trabajadora se hizo la prueba y dio negativo. Pese a ello, se ha confiando a los empleados. 

Comentarios

Lea También