Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona La paralización de permisos está en vigor desde diciembre

TGN cambiará en septiembre el POUM para levantar la suspensión de licencias de la Part Alta

El Ayuntamiento aprobará el próximo mes la variación del Plan General para consolidar el veto a más discotecas en el Casc Antic

Octavi Saumell

Whatsapp
La suspensión de licencias de la Part Alta se levantará antes de final de año

La suspensión de licencias de la Part Alta se levantará antes de final de año

El Ayuntamiento de Tarragona levantará la actual suspensión de licencias en la Part Alta antes de final de año. Así lo anuncia al Diari el concejal de Urbanisme, Josep Maria Milà (PSC),  quien asegura que el pleno municipal del próximo mes de septiembre aprobará, de forma inicial, la modificación puntual del Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM) en la que se limitarán con una mayor concreción los usos permitidos en la zona histórica de la ciudad, donde se consolidará la prohibición para instalar nuevas discotecas y bares musicales en el  interior del Casc Antic

El pasado mes de diciembre, el Saló de Plens aprobó «encomendar al área de Territori que estudie una nueva regulación de los usos permitidos en la Part Alta». El objetivo, según el expediente que se tiró hacia adelante, era mejorar la convivencia de los negocios situados en el núcleo histórico con el descanso de los vecinos, ya que «durante los últimos años se ha implantado en la Part Alta un gran número de actividades lúdicas y de restauración, cuya concentración ha provocado molestias y quejas ciudadanas», según indicaba el texto firmado por el alcalde, Josep Fèlix Ballesteros (PSC) que fue aprobado por el organismo municipal. 

Josep Maria Milà: 'La modificación acabará con la incertidumbre brutal que hay ahora en la Part Alta’

Por ello, desde entonces se ha suspendido la concesión de nuevas licencias, comunicados o declaraciones responsables de actividades relacionadas con los usos de restauración (bares-restaurantes y similares), así como a los emplazamientos recreativos, musicales y de ocio (bares musicales, salas de fiestas, discotecas y similares) en  la Part Alta, durante «el plazo máximo de un año» según se aprobó el pasado 23 de diciembre. A lo largo de los ocho últimos meses se ha tramitado la modificación urbanística.  

‘Antes de los 12 meses’
Ahora, el área municipal de Territori ya tiene «muy avanzado» el nuevo documento, que será avalado en el próximo pleno ordinario, previsto para el mes de septiembre, ya que durante este mes de agosto no está previsto celebrar ninguno. «De esta forma no llegaremos a los doce meses de suspensión máxima prevista» afirma Josep Maria Milà (PSC), quien remarca que la modificación urbanística permitirá «acabar con la incertidumbre brutal que hay en la actualidad en el Casc Antic». 

Josep Maria Milà: '‘La polémica por las terrazas es más un tema de control e inspección que una cuestión urbanística’

Según el máximo responsable urbanístico de la ciudad, el cambio en el Plan General «concretará de una forma mucho mejor las posibilidades edificatorias que hay en el centro histórico». El edil socialista afirma, asimismo, que el cambio «desafectará varias zonas que no se sabía porqué estaban afectadas por las restricciones que marca el decreto de la Llei de Patrimoni», como puede ser el entorno de la Capçalera del Circ

Pese a ello, Milà afirma que la modificación del POUM consolidará que en el interior del centro histórico no se puedan instalar más discotecas ni bares musicales –un extremo que ya estaba previsto en el antiguo Pla Especial de la Part Alta (PEPA)–, mientras que por lo que se refiere a la actual polémica por la existencia de las terrazas en la vía pública, Milà considera que «esto es más un problema de control e inspección que una cuestión de ordenación urbanística». 

 

 

Temas

Comentarios

Lea También