Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona El primer paso se dará en Torreforta

TGN planea invertir diez millones en cinco bibliotecas hasta 2022

El Consistorio adaptará espacios culturales en la Part Alta, Serrallo, Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau

Octavi Saumell

Whatsapp
El Ayuntamiento invertirá 400.000 euros en el traslado del punto de Torreforta en 2018.

El Ayuntamiento invertirá 400.000 euros en el traslado del punto de Torreforta en 2018.

El Ayuntamiento de Tarragona tiene previsto invertir unos diez millones de euros hasta el año 2022 para poner en marcha el primer Pla Municipal de Biblioteques. Así lo anunció ayer el concejal de Cultura, Josep Maria Prats (Unió), quien asegura que el gasto previsto se centrará en la adecuación de las obras, el personal necesario, el fondo bibliográfico, el moviliario, el material informático y el coste de mantenimiento.  

‘Las bibliotecas son una gran prioridad de este mandato municipal’

El plan municipal, que fue aprobado el pasado jueves por la Comissió Informativa de Cultura, se plantea cinco objetivos prioritarios para «convertir Tarragona en una ciudad lectora» según indica el representante de la formación democristiana. Prats, que califica el impulso de las instalaciones culturales como una «prioridad de mandato», asegura que la administración local ya ha elaborado los preceptivos informes económicos de viabilidad, en un documento que el cuarto teniente de alcalde define como «realista y posibilista.  Asimismo, el concejal recalca que las bibliotecas «son, en muchos casos, el único acceso a la cultura que tienen muchos ciudadanos». 

De 4 a 15 trabajadores
El primer paso será el traslado de la biblioteca de Torreforta  al mercado del barrio de Ponent.  Se trata de una antigua reivindicación que se espera que cuente con una dotación económica de 400.000 euros en los presupuestos municipales del próximo año. Actualmente, el centro se encuentra en el centro cívico. 

‘TGN debe ser una ciudad lectora para generar ciudadanos críticos’

La segunda fase se centrará en la Part Alta, donde el objetivo es abrir a la ciudadanía la biblioteca del Seminari. De manera paralela, también se quiere adaptar un espacio del local de los Xiquets del Serrallo para instalar un espacio cultural. «Aquí debemos asegurarnos que el recinto puede insonorizarse» afirma Josep Maria Prats. Finalmente, la última fase será abrir nuevos puntos en Sant Salvador y Sant Pere i Sant Pau

La previsión del Ayuntamiento es que todas estos equipamientos cuenten con una superficie mínima de unos mil metros cuadrados. Asimismo, también se incrementará el personal que actualmente trabaja en las bibliotecas. Ahora sólo hay tres personas en Torreforta– –que están adscritas a Serveis Socials– y otra en el punto de lectura de Sant Pere i Sant Pau. El objetivo es tener un total de 15 empleados, tres por biblioteca. 

Temas

Comentarios

Lea También