Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

TGN se endeudará con un crédito de 9 millones para las inversiones de 2020

El gobierno se reúne con PSC, JxTGN, CUP y PP sin presentar ningún documento de las previsiones de gasto corriente

Octavi Saumell

Whatsapp
Ricomà inició ayer las conversaciones con CUP y PSC para aprobar las cuentas. Foto: Pere Ferré

Ricomà inició ayer las conversaciones con CUP y PSC para aprobar las cuentas. Foto: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona tiene previsto endeudarse con un crédito de nueve millones de euros para llevar a cabo las inversiones del próximo año. Según las fuentes consultadas por el Diari, las previsiones del gobierno municipal para el presupuesto de 2020 contemplan una partida global de 29 millones de euros para ejecutar el paquete de obras, veinte de los cuales se arrastran de las cuentas de este año. El resto se pagará mediante un nuevo préstamos bancario, que aumentará el pasivo de la corporación local a largo plazo, situado en estos momentos por debajo del límite legal y que asciende a montante global 172 millones de euros.

Las intenciones del ejecutivo formado por ERC y En Comú Podem fue explicada ayer a cuatro formaciones de la oposición –CUP, JxTGN, PP y PSC–, en el inicio de las negociaciones para intentar acordar el presupuesto del próximo año, que se espera votar a finales de diciembre y en el que, a día de hoy, Esquerra no tiene aún los votos mínimos asegurados.

La delegación del gobierno municipal que ayer inició la ronda de reuniones fue liderada por el alcalde Pau Ricomà, la primera teniente de alcalde–Carla Aguilar–; y el concejal de Hisenda –Jordi Fortuny–. Las formaciones de la oposición, sin embargo, se quejaron de que el equipo de gobierno no presentó ningún esbozo de las cuentas por escrito, ya que solo dio detalles del capítulo de personal y de las inversiones de manera oral, sin presentar los cálculos de gasto corriente.

De hecho, la idea del equipo de Ricomà es la de negociar con los partidos que no están en el gobierno un paquete de inversiones que asciendan a unos cinco millones de euros, ya que el resto ya está comprometido por las obras presupuestadas en 2019.

La CUP espera un gesto

La primera cita fue con Laia Estrada y Eva Miguel, de la CUP, en una toma de contacto que se alargó por espacio de una hora. A la salida, las ediles cupaires resaltaron que, pese a no tener mayores detalles de los números, apoyan las previsiones en capítulo de Recursos Humans, mientras que se mantienen a la espera «de que se plasmen por escrito los compromisos de la investidura, ya que hoy no nos han dado nada», recalcó Estrada. Las anticapitalistas esperan una segunda reunión con ERC y Comuns para confirmar el avance de las conversaciones con un gesto en las cuentas y poder votar a favor de unas previsiones «que sean las del cambio».

Por su parte, desde Junts per Tarragona se indicó, a la salida de la reunión, que «de momento, todo sigue igual», por lo que ambas partes se emplazaron para un nuevo encuentro en el que «ya se verá si incluyen nuestras propuestas», afirmaron las fuentes consultadas por este periódico.

El PSC exige el bus gratuito

Desde el PSC, Sandra Ramos lamentó ayer que «el presupuesto aún está muy verde», ya que «encarábamos esta reunión inicial para conocer el proyecto de ciudad del ejecutivo, pero nos hemos encontrado con el hecho de que no nos han facilitado ningún documento». El encuentro entre ERC, Comuns y PSC duró más de dos horas y, en éste, los ediles socialistas Sandra Ramos y Berni Álvarez expusieron al gobierno su exigencia «por mantener el proyecto del bus gratuito», así como el hecho de que «no se reduzca el presupuesto de Serveis Socials», según detalló la portavoz del principal partido del pleno.

Finalmente, la negociación con el PP duró escasamente 15 minutos y en ella ya se corroboró la distancia que separa a los conservadores de los planes de Ricomà. «Tengo dudas que las cuentas puedan estar listas dentro de un mes», afirmó el portavoz del PP, José Luis Martín.

Temas

Comentarios

Lea También