Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

TGN y Ebre ganan poder en la nueva dirección del PDeCAT

El tarraconense Dídac Nadal y Joan Pérez Gómez, de la Ametlla de Mar, se unen a Meritxell Ruiz, Lluís Soler y Ferran Bel como miembros de la ejecutiva nacional liderada desde el domingo por David Bonvehí

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la nueva dirección nacional del PDeCAT, formada por treinta integrantes, cinco de los cuales son de la demarcación de Tarragona. FOTO: ACN

Imagen de la nueva dirección nacional del PDeCAT, formada por treinta integrantes, cinco de los cuales son de la demarcación de Tarragona. FOTO: ACN

El Camp de Tarragona, y sobre todo las Terres de l’Ebre, tendrán un mayor peso específico en la dirección nacional del PDeCAT, liderada desde la asamblea de este fin de semana por David Bonvehí y Míriam Nogueras. La nueva ejecutiva, que recibió el apoyo del 65% de los asociados, pasa de 12 a 30 integrantes y contará con cinco miembros de la provincia de Tarragona.

La demarcación tarraconense es la segunda con más representación, solo superada por los 18 miembros de Barcelona, pero por delante de los 4 de Lleida y los tres de Girona.  

Tras el acuerdo concretado el pasado sábado con el adiós –a instancias de Carles Puigdemont– de la hasta ahora coordinadora general, Marta Pascal, el equipo de dirección mantendrá los tres representantes que tenía hasta la fecha de Tarragona, que eran Ferran Bel (Tortosa), Lluís Soler (Deltebre) y Meritxell Ruiz (Reus). A estos tres integrantes se les sumarán ahora el alcaldable en el Ayuntamiento de Tarragona, Dídac Nadal, así como el portavoz de la formación en la Ametlla de Mar, Joan Pere Gómez, que además es el gerente de Ports de la Generalitat de Catalunya. 

Precisamente, la presencia de Nadal es la gran sorpresa de la lista. Su inclusión, junto a la de Toni Postius –de Lleida– muestra la apuesta del partido por potenciar las opciones de la formación  en las dos capitales en las que el PDeCAT se encuentra en un peor momento. «Conozco a David (Bonvehí) desde hace tiempo, y estoy seguro que será un buen presidente. Es una persona muy normal, que escucha» indicó ayer el portavoz en la Plaça de la Font, quien reitera que su prioridad «absoluta» será Tarragona. «Más allá de que tendré que ir dos horas cada dos semanas a Barcelona, me centraré en Tarragona. Y si veo que hay la más mínima incompatibilidad, pues lo dejaré» afirma Nadal.  

«Ayudará a visibilizarnos»
Sin lugar a dudas, las comarcas del Ebre son las grandes beneficiadas de la reestructuración. El exalcalde de Tortosa, Ferran Bel, se mantiene en la dirección, después de entrar hace medio año.

«Es un cambio relativo, ya que nos mantenemos 11 de los 12 integrantes del equipo de Pascal. Ahora sumamos sensibilidades, con un David Bonvehí que es un gran conocedor del país y que está en el corazón del proyecto desde el primer momento» indica. Sobre la marcha de Pascal, Bel destaca que «se ha apartado porqué sabía que no podía interponer los personalismos al partido». 

Otra de las personas que sigue de la anterior dirección es el alcalde de Deltebre, Lluís Soler, quien lleva dos años en el cargo. «La asamblea era compleja, ya que somos un partido que ha roto las reglas del juego liderando el procés desde la Generalitat» indicó ayer en declaraciones al Diari. 

La presidenta del PDeCAT en las Terres de l’Ebre, Mònica Sales, considera que Bonvehí «es una persona de consenso» y afirma que el partido «está más comprometido que nunca en hacer realidad la república». Sales, que también es diputada de Junts per Catalunya, ve posible que la confluencia con la Crida pueda ser una realidad. «Necesitamos crecer» indica, a la vez que remarca que la presencia de ebrenses «nos ayudará a visibilizarnos». 

Una de las caras nuevas es Joan Pere Gómez, de la Ametlla de Marc. «Estoy contento. Necesitábamos un cambio importante. La dirección es muy transversal. ¿La presencia del Ebre? La presencia territorial es importante, pero estoy en representación nacional» indicó ayer. 

Sin descartar la unilateralidad
El alcalde de Reus –que es la localidad de mayor tamaño gobernada por el PDeCAT–, Carles Pellicer, considera que el partido sale de la asamblea con «nuevos planteamientos» después de una etapa liderada por una Marta Pascal que, a su juicio, «ha hecho una buena labor».

«Se ha avalado la estrategia de ampliación para defender los intereses de Catalunya» reivindica el alcalde de la capital del Baix Camp, quien destaca asimismo que es «positivo» que la nueva dirección tenga una importante representación territorial. 

Una de las personas que tuvo un papel más relevante fue el portavoz del grupo parlamentario de Junts per Catalunya y alcalde de Valls, Albert Batet, quien ostentó el voto delegado del 130è President, Carles Puigdemont, y de su amigo Josep Maria Matamala.

«Es evidente que la prioridad del partido es el diálogo y el acuerdo, pero no debe descartarse la unilateralidad» indicó ayer en una entrevista en RAC1. A juicio del político vallense, la asamblea del pasado fin de semana «ha servido para fortalecer al partido, ya que se han marcado los objetivos de una forma clara». Sobre la presidencia de Bonvehí, Batet destaca que «es una candidatura en la que está representado todo el partido, y en la que todo el mundo puede verse reflejado».    

Por su parte, el alcalde de Albinyana y exsecretario general de Presidència del Govern, Joaquim Nin, fue el encargado de redactar la ponencia de organización. «Ha quedado  claro que este partido late al mismo ritmo que la sociedad catalana. Más allá de los aspectos ideológicos, la Asamblea ha tenido presente en todo momento, lo que se ha vivido desde el pasado octubre» afirma Nin, quien remarca que a lo largo del pasado fin de semana «se debatió sin limitaciones».

Mercè Dalmau, del PDeCAT de Cambrils, reivindica que «la voluntad de la formación soberanista desde su fundación es la de «ampliar la base». Por esto, la exalcaldesa avala la idea de confluir con la Crida Nacional per la República. «Es interesante que estemos unidos para poder dar cobertura a todas las sensibilidades» indica Dalmau, a la vez que reivindica el «buen trabajo» llevado a cabo por Marta Pascal desde 2016

Temas

Comentarios

Lea También