Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

TGN y Reus negocian un plan común en infraestructuras

Ballesteros y Pellicer han mantenido reuniones para consensuar una propuesta unitaria del mapa ferroviario de la demarcación. La última reunión ha sido esta semana en La Boella

Octavi Saumell

Whatsapp
Carles Pellicer y Josep Fèlix Ballesteros buscan un acuerdo para ir de la mano a Madrid a defender el proyecto ferroviario. FOTO: Pere Ferré

Carles Pellicer y Josep Fèlix Ballesteros buscan un acuerdo para ir de la mano a Madrid a defender el proyecto ferroviario. FOTO: Pere Ferré

TLos alcaldes de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), y de Reus, Carles Pellicer (PDeCAT), quieren dejar de lado las discrepancias partidistas y la «política de campanar» para ir de la mano y consensuar el mapa ferroviario del Camp de Tarragona.

Después de que la pasada semana el Gobierno Central anunciara públicamente su apuesta por convertir el aeropuerto de Girona en la cuarta pista de El Prat, los alcaldes de los dos principales municipios de la demarcación se han conjurado para hacer un frente común y acordar una estrategia conjunta para poder negociar con más fuerza y con un solo discurso tanto con el Estado español como con la Generalitat de Catalunya.  

Las fuentes consultadas aseguran al Diari que las conversaciones entre ambos alcaldes se iniciaron hace ya más de un año pero que, desde el anuncio del ministro De la Serna (PP), los contactos se han intensificado.

«Nos hemos dado cuenta de que no podemos perder más el tiempo. El agravio de Girona nos ha hecho reaccionar», remarca una fuente cercana a la negociación.

De hecho, el último de estos encuentros se ha llevado a cabo esta misma semana, en una sesión de trabajo que se realizó en La Boella y a la que asistieron por parte del Ayuntamiento de Tarragona el alcalde Josep Fèlix Ballesteros y el concejal de Urbanisme, Josep Maria Milà, y en representación del de Reus, el alcalde Carles Pellicer y el edil de Promoció Econòmica i Urbanisme, Marc Arza.

El horizonte es tener un primer esbozo antes de verano para firmar un acuerdo durante 2018

A lo largo de los últimos meses ambas partes han alternado tanto las sesiones políticas como las técnicas, con expertos de los dos consistorios que han mantenido reuniones periódicas. 

El foro: la Diputació

Las mismas fuentes resaltan que uno de los foros en el que se mantienen las cumbres de máximo nivel es la Diputació de Tarragona, de cuyo pleno forman parte  tanto Ballesteros como Pellicer y cuyo presidente –Josep Poblet (que también es alcalde de Vila-seca)– tiene un papel determinante como árbitro.

En la institución provincial también está Pere Granados (Salou), quien también cuenta con voz propia

Este periódico ha podido contrastar que el horizonte con el que se trabaja es el de tener un primer esbozo cerrado con un acuerdo de mínimos para antes de verano, y firmar posteriormente un documento vinculante antes de final de año.

El motivo de ello es que ninguna de las dos partes desea que la proximidad de las elecciones municipales de mayo de 2019 pueda suponer un parón en las conversaciones debido a la campaña electoral en la que tomarán parte todos los miembros de la negociación. 

Las fuentes consultadas resaltan que, a diferencia de otros mandatos, actualmente hay «muy buena sintonía, tanto personal como política», entre Ballesteros y Pellicer, un extremo que «sería impensable, por ejemplo, en la época de Joan Miquel Nadal y Lluís Miquel Pérez». Tanto es así que, una vez llegado a un primer acuerdo, la intención de las dos partes es que Ballesteros y Pellicer viajen juntos a Madrid o Barcelona para reivindicar las peticiones del territorio.

«Ver a los dos principales alcaldes de la mano sería una imagen muy potente, que mostraría una gran unidad», resaltan las partes. 

Bajador en Reus y vía en Roda 

Sobre la mesa de negociación está, por ejemplo, la futura estación intermodal del Aeroport de Reus. En este sentido, el presupuesto para realizar la obra se cifró en 2012 en unos 55 millones de euros.

Las conversaciones entre ambas partes podrían derivar en sustituir esta estación por un bajador, cuyo coste sería de unos 15 millones.

Esta posibilidad permitiría que, en la práctica, Reus contara con una estación intermodal y que a la vez Tarragona pudiera seguir reclamando una gran estación central en el entorno de la Horta Gran. 

Otro de los puntos calientes es el de las mercancías. Las fuentes consultadas resaltan que la solución de consenso podría pasar por recuperar la antigua línea de Reus–Roda, una opción que hace años fue descartada por Tarragona. 

Los máximos responsables municipales rechazan valorar aún el estado en el que se encuentran las negociaciones. Josep Maria Milà, de Tarragona, indica que «existe el convencimiento generalizado de que debemos consensuar un modelo» y resalta que «vamos por la buena línea», ya que «solo debemos ponernos de acuerdo en cuestiones elementales. Lo lograremos». 

Por su parte, desde Reus Marc Arza destaca que «ya hace tiempo que estamos trabajando para dejar de lado las reivindicaciones municipales y centrar la mirada en las necesidades territoriales».

El político reusense enfatiza la «importancia» de hacer un frente común para que «puedan escucharnos con claridad». «Hay voluntad por las dos partes. No debe ser difícil llegar a un acuerdo», considera el edil de la capital del Baix Camp.   

¿Y la Taula de l’Aeroport?

Por su parte, el alcalde de Salou, Pere Granados, se muestra partidario del frente común e indica  que «nosotros ya vamos de la mano» de Cambrils, Vinyols i els Arcs y L’Hospitalet de l’Infant para desmantelar las vías actuales cuando entre en servicio el Corredor del Mediterráneo.

«Queremos un eje cívico y reservar espacio para el tranvía», asegura Granados, quien afirma que «siempre he reivindicado la estación intermodal». 

En este sentido, Pere Granados considera que el ente que mejor serviría para llevar a cabo estas negociaciones sería la Taula Estratègica de l’Aeroport de Reus. «Allí están los principales ayuntamientos, la Generalitat y el sector privado», resalta el alcalde de Salou para justificar una propuesta que también cuenta con el apoyo de la alcaldesa de Cambrils, Camí Mendoza. 

Comentarios

Lea También