Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Platja Llarga

TUCAN 2016 SL gana la concesión, a diez años, del Tòful de Mar

Destinará un presupuesto de 300.000 euros para la reforma del nuevo restaurante

MARC LIBIANO PIJOAN

Whatsapp
La parte inferior del inmueble sigue abierto sin tener el permiso del Govern. FOTO: FABIÁN ACIDRES/DT

La parte inferior del inmueble sigue abierto sin tener el permiso del Govern. FOTO: FABIÁN ACIDRES/DT

La Generalitat abrió, este martes por la mañana, los sobres con oferta económica de las candidaturas que habían optado a la concesión, a diez años, del Tòful de Mar, situado en la Platja Llarga de Tarragona. El edificio donde se encuentra el antiguo restaurante es propiedad del Departament d’Economia y la Generalitat había recibido hasta siete ofertas para hacerse con ese préstamo de explotación del recinto, con mucha tradición en la ciudad de Tarragona.

La sociedad TUCAN 2016 Sl se llevó la concesión con un total de 85 puntos y será la encargada de explotar el negocio durante la próxima década. TUCAN 2016 SL es propiedad del Grupo Neptuno y está representada por los socios Francisco Eslava y Martín Carlos Juncosa.

Los nuevos inquilinos del restaurante tienen previsto destinar de entre 300 a 400.000 euros en la reforma del local, que seguirá optando por la oferta gastronómica, pero desde un ámbito más moderno y renovado. TUCAN 2016 SL debe ahora presentar el proyecto final a la Generalitat antes de pedir el permiso de obras y empezar con los trabajos de mejora en el recinto de la Platja Llarga. Si se cumplen los plazos previstos, el nuevo restaurante podría abrir puertas de cara a la próxima primavera.

Experiencia empresarial

Francisco Eslava y Martín Carlos Juncosa disponen ya de varios negocios en la Costa Daurada con años de experencia. Por ejemplo actualmente explota tres concesiones como la del Limboo Beach Club (Ayuntamiento de Tarragona), y los chiringuitos City Beach (Salou) y Neptuno (Cambrils). Además, la sociedad también es propietaria del complejo para bodas y eventos Embolic y la discoteca de Salou City Hall.

De esta modo, la Generalitat soluciona el problema que se le había aparecido el pasado mes de marzo, cuando el primer concurso público para la conceción del Tòful se había quedado desierto. Se presentaron un total de cinco candidaturas, tres de ellas no entregaron la documentación técnica que precisaban las bases y las otras dos entregaron sus proyectos fuera de plazo.

Dos sanciones al Iot

Por lo que se refiere al otro inquilino del emplazamiento –el Iot– cabe destacar que la Generalitat le ha interpuesto dos sanciones, que ascienden hasta los 22.000 euros (11.000 cada una).

A juicio de los técnicos, el negocio debería haber cerrado el pasado 30 de noviembre, fecha en la que el Govern entiende que se extinguió el contrato de alquiler que mantenía con el Iot, ya que el inmueble situado en la Platja Llarga es propiedad autonómica. Pese a ello, y a las reiteradas notificaciones realizadas a lo largo de los últimos meses para que el Iot cerrara sus puertas y el espacio pudiera sacarse a licitación pública, el establecimiento sigue con actividad sin el OK de la Generalitat.

El Govern, de hecho, entiende que el propietario del negocio «ya no cuenta con el título habilitante» de la administración para poder llevar a cabo su actividad. Por esto, recientemente le abrió un Expediente Patrimonial, que es el inicio del proceso para desahuciarlo, en caso de que sea necesario. Desde el negocio se ha expresado en varias ocasiones la voluntad para llevar el caso ante la justicia ordinaria.

Temas

Comentarios

Lea También