Más de Tarragona

Tapan los restos arqueológicos de Ca l’Agapito de TGN por falta de dinero

El Ayuntamiento ha tomado esta decisión de forma «indefinida» hasta que no cuente con los recursos financieros para su recuperación.

Núria Riu

Whatsapp

El Ayuntamiento de Tarragona tapará los restos arqueológicos del patio de Ca l’Agapito de forma «indefinida» hasta que la administración no cuente con los recursos financieros para su recuperación.

La actuación sobre este emblemático edificio ubicado en la Part Alta, en la plaza Pallol, ha salido ahora a licitación por valor de 24.550,90 euros (IVA incluido).

El motivo de la actuación es que, desde que se hicieron las últimas excavaciones, en 2011, y debido a que se paró el proyecto de rehabilitación del beaterio, los restos exhumados quedaron a la intemperie sin ningún tipo de protección. Son elementos de origen romano, medieval y barroco que han sufrido las inclemencias meteorológicas durante todo este tiempo.

«Esto ha provocado un deterioro de las estructuras conservadas –muros, pavimentos de diversos tipos, canalizaciones, etc.– debido tanto a la erosión de agentes atmosféricos como a la numerosa vegetación que crece». Así lo determina el proyecto de excavación arqueológica que ha redactado Moisés Díaz, en el que describe la intervención que debe llevarse a cabo en este inmueble que estaba llamado a ser uno de los principales espacios de interés en el casco antiguo.

Según explica la administración local se pondrá una capa de áridos no compactables y una protección por tal de proteger y proporcionar seguridad a la zona.

La administración local ha presentado la recuperación de este inmueble al programa de ayudas del Ministerio de Fomento correspondiente al 1,5% cultural. El proyecto apuesta por recuperar la estructura de la bóveda romana y la restauración de la fachada de la plaza Pallol. 

Ca l’Agapito era el proyecto estrella del Pla Integral de la Part Alta (PIPA). Sobre este inmueble se proyectó un espacio de bienvenida para los visitantes de la Part Alta, con funciones de centro cultural. Su rehabilitación se presupuestó en unos cinco millones de euros.

Sin embargo, la ejecución de la Llei de Barris se quedó a medias, se perdieron tres millones de euros de la Generalitat –que cofinanciaba el 50% de los proyectos– y el edificio sigue estando abandonado. 

Esta actuación de emergencia prevé finalizarse en unas dos semanas.

Temas

Comentarios

Lea También