Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarracvs acabará en ferias, mercadillos y tómbolas

La empresa distribuidora del merchandising de los Juegos ofrecerá el stock del evento a marchantes del territorio. La compañía tiene 27.400 unidades sobrantes entre 16 productos   

Octavi Saumell

Whatsapp
magen del almacén de Fraga donde hay el stock de peluches de Tarracvs. FOTO: Cedida

magen del almacén de Fraga donde hay el stock de peluches de Tarracvs. FOTO: Cedida

Tarracvs y el resto de productos que se comercializaron para los Juegos del Mediterráneo de verano de 2018 acabarán sus días en «mercadillos, ferias y tómbolas».

Así lo aseguran al Diari fuentes de la empresa distribuidora del merchandising del evento deportivo –Expolicencias–, las cuales lamentan que, medio año después de la ceremonia de clausura del pasado 1 de julio, aún tienen 27.400 unidades de materiales relacionados con la cita tarraconense que no se han vendido, y que no tienen expectativas de poder sacar al mercado.

Por ello, después de ofrecer recientemente a low cost los peluches de la mascota de Tarragona 2018 a los ayuntamientos sede para que los repartieran en las Cabalgatas de Reyes –sólo Altafulla adquirió algunos–, ahora la firma de Fraga busca alternativas ante el «desastre» que, denuncia, resultó el negocio por las «desorbitadas» previsiones realizadas por parte de la Fundació Tarragona 2018.

Según los números a los que ha tenido acceso este periódico, la empresa comercializadora de la cita deportiva tarraconense tiene actualmente un importante stock en los 16 productos que puso a la venta tanto antes como durante y después del certamen.

Especialmente significativo es el hecho de que solo se ha vendido el 16% de los Tarracvs: se fabricaron 15.000 y solo se han colocado 2.500. En concreto, se distribuyeron 10.000 pequeños, de los cuales solo se han vendido 2.200 –un 22%–, por lo que el excedente es de 7.800. Asimismo, por lo que se refiere a los peluches grandes, sólo se han vendido 300 de los 5.000 distribuidos. El stock es de 4.700: el 94% o, lo que es lo mismo, sólo se ha vendido el 6%.

Entre el material sobrante, Expolicencias cuenta aún en sus almacenes de Fraga con 4.400 unidades de camisetas, 2.800 gorros, 2.200 huchas, 1.300 bolsas de gimnasio, 850 pins, 800 lanyards, 600 gorras, 500 abanicos, otros 500 llaveros, 300 mochilas, 300 llaveros dobles, 200 tazas, 200 sudaderas y 150 imanes.

Primera parada: Bonavista

Tras el fracaso de los Juegos y el fiasco de su oferta de Navidades a los consistorios, ahora los responsables de la compañía de Aragón ofrecerán sus productos a los marchantes de la provincia de Tarragona. El primer mercadillo al que acudirán será al de Bonavista. «Será una acción muy especial, no sabemos dónde más los ofreceremos.

Este mes de enero nos acercaremos a Tarragona y su entorno para colocarlos», afirman las fuentes consultadas. Otra de las opciones que estudia Expolicencias es «ofrecer productos a las empresas que comercializan máquinas que cogen peluches» en los bares y los centros comerciales, así como negociar con las «ferias y las tómbolas» que hay en la provincia de Tarragona. «Estamos dispuestos a vender los productos por debajo del precio de coste», indican desde la firma aragonesa.

Según el anuncio de adjudicación a Expolicencias del 22 de abril de 2016, el presupuesto del contrato para los trabajos de diseño, producción, comercialización y distribución del merchandising de los Juegos era de 500.000 euros. La empresa aragonesa lamenta que las proyecciones que figuraban en el pliego de cláusulas «no se han cumplido ni en un 20%», por lo que la cifra de negocio no ha llegado ni a los 100.000 euros. 

«No nos dieron información»

En concreto, el stock de productos que tiene a día de hoy la empresa «es el mayor que hemos sufrido, ya que como mucho se había quedado sin vender un 15 ó un 20%. No nos habíamos encontrado nunca con una situación similar», lamentan desde la compañía, que cuenta con experiencia en eventos de primer nivel como son la Barcelona World Race, los Campeonatos del Mundo de natación de Barcelona 2013 o el Mundial de Baloncesto de España de 2014, y que este verano se encargará de los productos del Campeonato del Mundo de Baloncesto que se celebrará en Lituania el próximo verano.

La principal queja de Expolicencias es la «falta de información»  sobre la venta de entradas que tuvieron por parte de Tarragona 2018 antes y durante la celebración de los Juegos del Mediterráneo. «Lo pedimos a ocho meses de los Juegos y lo volvimos a reiterar medio año antes del inicio del evento, pero no hubo manera.

Después lo solicitamos reiteradamente, pero no tuvimos ningún tipo de contestación», lamentan desde la firma aragonesa, que compara la organización de los Juegos tarraconenses con los Campeonatos del Mundo de Baloncesto Femenino que se celebraron en las Islas Canarias el pasado mes de septiembre, solo tres meses después de la cita en la Costa Daurada. 

«Allí, la FIBA nos dio exactamente el número de entradas vendidas de cada partido, así como la procedencia de las compras, ya que no gasta lo mismo un espectador español que otro chino o japonés», indican desde Expolicencias, que remarcan la «pésima» asistencia a las competiciones de Tarragona. «¿Cómo teníamos que vender, si había partidos de waterpolo con un único espectador, u otros de balonmano en los que se preveían 5.000 y apenas había un centenar de personas?», se preguntan desde la empresa adjudicataria del servicio, que descartan denunciar a la organización de los Juegos pese a que consideran que «habría motivos para estudiarlo». 

Se da la circunstancia, asimismo, de que en el informe que justifica su contratación, la organización de los Juegos destacó que los puntos de venta propuestos por Expolicencias «cumplen con las necesidades de la Fundació», tanto por lo que se refería «al personal, como a las cajas registradoras y a los tipos de tienda». 

Asimismo, en el apartado sobre la calidad de los productos, la oferta de Expolicencias fue la mejor valorada por Tarragona 2018. «La calidad se ajusta a las expectativas, y el precio es competitivo», se indicó en el informe, si bien sí que se advirtió de que la firma que ganó el concurso no detalló ningún tipo de calendario para comercializar los productos. Pese a ello, fue la adjudicataria.   

Temas

Comentarios

Lea También