Más de Tarragona

Tarragona JUEGOS 2018

Tarragona 2018 rechaza la oferta para privatizar el Anillo de Campclar

Ayuntamiento y Govern encargan un informe para estudiar diferentes modelos de gestión de espacios deportivos

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la comisión de seguimiento de los Juegos que se ha llevado a cabo este jueves. Foto: DT

Imagen de la comisión de seguimiento de los Juegos que se ha llevado a cabo este jueves. Foto: DT

El Ayuntamiento de Tarragona ha anunciado este jueves que, en base a los informes técnicos de los trabajadores municipales, ha decidido rechazar la oferta que la empresa Santa Gadea presentó el pasado mes de julio para gestionar las instalaciones del Anillo Mediterráneo. La compañía, con sede en Madrid, puso sobre la mesa el pasado verano un estudio de viabilidad económica al Consistorio en el que expuso su voluntad para llevar a cabo una inversión de 15,6 millones de euros para construir varias instalaciones, a cambio de explotar los equipamientos y de recibir un canon anual durante cuatro décadas por parte de la corporación local de 2,7 millones de euros.

El concejal encargado de la organización del evento deportivo, Javier Villamayor (PSC), ha anunciado la medida durante la constitución de la comisión de seguimiento de los Juegos que el equipo de gobierno ha decidido «no tomar en consideración» la propuesta de la compañía privada, por lo que «ésta ya no está sobre la mesa».

‘Aún quedan dudas’

El portavoz del grupo municipal de Ciutadans, Rubén Viñuales, asegura «respetar» la opinión de los técnicos municipales. «Ya dijimos cuando se aprobó que sólo era para estudiar la propuesta, nada más» afirma el edil de la formación naranja, quien considera que «lo más importante es que se encuentre la mejor salida para gestionar los espacios».

Por su parte, Pau Ricomà (ERC) celebra la decisión, ya que «se evita endeudar la ciudad con más de 150 millones de euros». Pese a ello, los soberanistas advierten de que el Ayuntamiento «aún no tiene claro el modelo de gestión que quiere para el espacio».

Albert Abelló (PDECAT) afirma que la oferta «ha servido para que el gobierno abriera los ojos para gestionar las infraestructuras que quedarán sin generar más deuda para las arcas municipales».

Laia Estrada (CUP) asegura que «aún no sabemos si los Juegos se harán porque no sabemos la concreción de la aportación que falta, pero lo que sí que sabemos es que se tirará hacia adelante la privatización de la gestión deportiva, cuyos costes sufriremos el conjunto de la ciudadanía», por lo que temen que se opte por aceptar otra oferta privada.

Análisis técnico

Durante la reunión de la comisión, Javier Villamayor ha informado que el Ayuntamiento y la Generalitat de Catalunya ha acordado encargar «un informe sobre modelos de gestión» para las instalaciones del Anillo Mediterráneo. El encargo lo ejecutará el Observatori Català de l’Esport de l’Institut Nacional d’Educació Física de Catalunya. Según Villamayor, este documento «nos permitirá disponer de una radiografía completa de las opciones de gestión una vez finalicen los Juegos».

El objetivo, según remarca el edil encargado del evento deportivo, es el de «lograr un uso eficiento, público y amplio» de las instalaciones, que integran el centro acuático, el Palau d’Esports, el velódromo y el estadio de atletismo. La previsión es que este trabajo esté finalizado a finales de este mes de junio, para que la decisión pueda ejecutarse una vez finalicen los Juegos, en junio de 2018.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También