Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Tarragona Ràdio despide a la trabajadora acusada del desfalco de 18.000 euros

La presidenta de la empresa de Mitjans lo comunicó ayer por la noche a los miembros del consejo de administración

Octavi Saumell

Whatsapp
La presidencia de Tarragona Ràdio detectó «irregularidades contables» a finales del pasado mes de abril. FOTO: PERE FERRÉ

La presidencia de Tarragona Ràdio detectó «irregularidades contables» a finales del pasado mes de abril. FOTO: PERE FERRÉ

La Empresa Municipal de Mitjans de Comunicació despedirá a la empleada acusada de un desfalco económico de, como mínimo, 18.000 euros realizado entre octubre de 2018 y febrero de 2020. Así lo comunicó ayer por la noche la presidenta de la compañía que gestiona Tarragona Ràdio, Paula Varas (ERC), a los miembros del consejo de administración de la firma pública, en una reunión que a la hora del cierre de esta edición aún no había finalizado.

Según ha podido saber el Diari, en el encuentro –que se inició pasadas las 21 horas– la máxima representante de la empresa dependiente del Ayuntamiento de Tarragona expuso en su informe de presidencia que el abogado laboralista que ha instruido el caso concluye en su análisis que los hechos pueden considerarse como de «muy graves» según el convenio colectivo de trabajo de la empresa. Por ello, se ha tomado la decisión de cesar a la empleada, «tanto por la gravedad como por la reiteración de los hechos», tras descubrir hace semanas indicios de un presunto desfalco en la gestión económica y administrativa de la firma dependiente del Ayuntamiento de Tarragona, que sería de un mínimo de 18.000 euros, tras pagar facturas a cuentas bancarias que no correspondían a proveedores comerciales de Tarragona Ràdio.

«Especial diligencia»

Durante su intervención ante los representantes de Comuns, PSC, Ciutadans, Junts, CUP y PP, Varas expuso que las irregularidades contables detectadas se han venido produciendo a lo largo de un periodo de tiempo «dilatado» y que, debido a las funciones que ejercía la ya exempleada –«con acceso a todo tipo de cobros y pagos de la empresa»– se requería de una «especial diligencia» en la gestión del desfalco, una circunstancia que, según se detalla en la resolución del letrado, «justifica sobradamente» el despido disciplinario.

Asimismo, otro de los factores que han sido claves en la decisión es que la extrabajadora ha devuelto una pequeña parte de la cantidad desfalcada, de forma que «se ha autoinculpado», según indican las fuentes consultadas. Además, la exempleada habría retornado el dinero directamente desde una de las cuentas a las que se habrían desviado los pagos que debían ir a proveedores.

Querella criminal en camino

Paralelamente, Tarragona Ràdio está ultimando la presentación en las próximas semanas de una querella criminal, en la que aparte de la trabajadora despedida también se podría acusar a más personas, principalmente por falsedad documental. De momento, la compañía ya se ha personado como acusación particular, después de poner el pasado 30 de abril los hechos en conocimiento de la Fiscalía provincial.

En la denuncia inicial, Tarragona Ràdio acusó de cuatro presuntos delitos a la trabajadora ya despedida. Las fuentes conocedoras del caso aseguran que en la denuncia –firmada por Paula Varas– se puso en conocimiento de la Fiscalía que los hechos que se narran en el documento podrían ser considerados como apropiación indebida; corrupción de funcionario público; daños informáticos; y malversación por parte de la trabajadora despedida, que estaba de baja desde el pasado mes de febrero pero que a finales de abril solicitó su reincorporación con la condición de que se activara el protocolo de acoso laboral contra la presidenta de la empresa para no mantener «ningún tipo de contacto» con la concejal de Esquerra.

Ahora, la Fiscalía Provincial dispone de seis meses para estudiar el caso y decidir si lo archiva o lo pasa al juzgado de Guardia para que abra una investigación judicial. Pese a ello, todo parece indicar que el Ministerio Público esperará a la presentación de la querella criminal por parte de la compañía municipal para mover ficha e iniciar las primeras diligencias.

Temas

Comentarios

Lea También