Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona cerrará dos parques más por la noche

El Ayuntamiento instalará en 2019 vallas perimetrales en el Parc de la Reconciliació y en la Plaça Pompeu Fabra. Estos espacios cerrarán a las once de la noche por «motivos de seguridad»

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen reciente del Parc de la Reconciliació, situado en la Via Augusta. FOTO: Mauri

Imagen reciente del Parc de la Reconciliació, situado en la Via Augusta. FOTO: Mauri

La concejalía de Espais Públics del Ayuntamiento de Tarragona ha anunciado que, en pocas semanas, cerrará dos parques más de la ciudad durante la noche por «motivos de seguridad y conservación», según indicó el concejal de Espais Públics, José Luis Martín (PP).

El primero de los espacios será el de la Plaça Pompeu Fabra, situado frente al recinto ferial – junto a la estación de trenes–, donde se colocará una valla perimetral. «Se trata de una reivindicación vecinal que consideramos razonable. El transcurso del tiempo y la afluencia de personas durante la noche que hacen un mal uso del parque causan actos vandálicos y de incivismo», explica Martín.

Parc Pompeu Fabra. FOTO: Mauri

El coste de esta obra será de 12.315 euros, se iniciará a principios de año y estará lista el próximo mes de enero. Una actuación de las mismas características se hizo en la plaza de Bonavista.

Ya son cinco los que cierran

El otro parque que se cerrará en horario nocturno a partir de 2019 será el Jardí de la Reconciliació, en la vía Augusta. «Los motivos son los mismos que en el caso de la Plaça Pompeu Fabra. Es un parque histórico; se encuentra en una de las puertas de entrada de la ciudad y, además, es donde bajan la mayoría de los turistas», afirma el responsable de Via Pública.

Por este motivo, a principios de enero este parque contará con una valla perimetral que protegerá este espacio verde, junto a los monumentos históricos, como el Amfiteatre. También se hará una mejora de la jardinería, que está degradada por el vandalismo y el incivismo nocturno.

Con una superficie de 3.500 metros cuadrados, el Parc de la Reconciliació se puede considerar el único representante de la jardinería pública de mediados del siglo XX en la ciudad, ya que apenas ha sufrido transformaciones.

La última remodelación que se hizo fue el año 2009 y supuso una modernización de las instalaciones con el objetivo de optimizar el consumo de agua. El nombre actual lo estableció el primer Ayuntamiento democrático, que sustituyó el antiguo nombre de «Glorieta de los caídos». Más tarde, en el año 2000, se derribó el monolito franquista y se instaló la obra de Lluís Saumells Thales.

Con este último espacio público ya son cinco los parques que el Ayuntamiento ha mejorado a lo largo de los últimos tres años con el objetivo de renovar la espacio verde y preservarlos del vandalismo y el incivismo. Son los situados en el Parc de la Coma, el Parc de la Ciutat, el Parc de l’Ancla y el Parc Saavedra).

Todos estos espacios verdes abren las ocho de la mañana, hasta hasta las 23 horas en invierno, y hasta medianoche en verano. 
 

Temas

Comentarios

Lea También