Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona cierra 2016 con cerca de medio millón de turistas

El Ayuntamiento quiere incidir más en la promoción a partir del concepto de ciudad del Mediterráneo con historia viva como hecho diferencial de cara a los visitantes

Núria Riu

Whatsapp
Durante los meses de verano las calles de la Part Alta registraron una importante afluencia de turistas. FOTO:  DT

Durante los meses de verano las calles de la Part Alta registraron una importante afluencia de turistas. FOTO: DT

En un contexto en el que el sector turístico está rompiendo todos los récords, los primeros datos que se conocen de 2016 en Tarragona ciudad también muestran esta dinámica positiva. Durante el año pasado prácticamente se alcanzó la cifra de medio millón de turistas –dato que engloba a las personas que durmieron en un establecimiento regulado–, mientras que la ocupación hotelera se ha incrementado en un 12%. Son algunos de los inputs del balance inicial que ha dado a conocer el consistorio, a falta de conocerse los resultados definitivos.

No puede afirmarse categóricamente que el año que acabamos de cerrar fue el mejor, porque se ha modificado la metodología de medición. Pese a ello, el gerente del Patronat de Turisme, Ángel Arenas, asegura que «sí que podemos decir que fue un gran año, mejorando los registros de 2015».

El mercado nacional representa dos tercios de los visitantes, siendo Francia y Alemania los dos principales mercados en cuanto al turismo internacional. La concejal de Turisme, Ciutats Patrimoni i Cases regionals, Inmaculada Rodríguez, destaca que estos son unos ‘excelentes’ resultados. «Somos la única capital catalana dentro grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad y la única de éstas que está en el litoral, y esto nos otorga una singularidad». Pese a ello, defiende que «no queremos que esto se quede en una cosa coyuntural, sino que la idea es que esto nos ayude a conseguir un posicionamiento como ciudad».


Un año de cambios
La actividad turística en Tarragona ha estado sujeta a cambios en el último año. A raíz del pacto de gobierno, el Partido Popular se hacía con esta área, asociada al concepto de Marca Tarragona que había defendido a capa y espada Alejandro Fernández. En consecuencia, a mediados del mes de octubre hubo cambios también en el Patronat de Turisme, con la destitución de Carles Sans.

En esta nueva etapa, la estrategia turística de Tarragona ciudad quiere profundizar en la vinculación con el Mediterráneo y enlazar este concepto con la historia viva, que tiene en el festival Tarraco Viva su alma mater. «Tenemos un patrimonio importantísimo pero no único, por lo que debemos ser singulares y los mejores divulgadores de la historia, e incluso ir más allá y explicar la historia del Mediterráneo. Este puede ser nuestro hecho diferencial», asegura la concejal tarraconense. Y, en este sentido, puntualiza que el concepto de Mediterraneidad no hace tan solo referencia a los quince kilómetros de playa y a las cuatro banderas azules, sino que incluye también un estilo de vida y una dieta que es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.


Estancias más largas
En cuanto a los retos, Inmaculada Rodríguez destaca que uno de los objetivos pasa por conseguir que la estancia en cuanto a pernoctaciones y número de noches sea mayor. «Las ciudades históricas registran una media de entre una y tres noches. Con la capacidad hotelera que tiene Tarragona y las plazas de camping podemos afrontarlo, y debemos ser capaces de atraer a estos turistas al casco urbano de la ciudad», describe Arenas.

Con el objetivo de consolidar la buena tendencia de 2016, esta semana Tarragona estará en la feria Fitur que se inauguró ayer en Madrid. Comparte estand con los municipios que integran el sello Costa Daurada, a través del Córner Fires Estatal del Patronat de Turisme de la Diputació- Agència Catalana de Turisme. Además formará parte de las actividades de difusión organizadas por el grupo de ciudades Patrimonio de la Humanidad. Será un doble escaparate que se mantendrá a lo largo de todo el año con la finalidad de incrementar su presencia en eventos de estas características.

Junto a los primeros, el Patronat de Turisme de Tarragona también estará en las ferias B-travel de Barcelona y Navartur de Navarra, además de los certámenes internacionales de Berlín, Utrech, Moscú y Londres. Aunque la concejal responsable de la actividad turística destaca también que a través del grupo de Ciudades Patrimonio de la Humanidad puede llegarse también a ferias como la de Singapur, Japón o Sao Paulo, que representan «mercados emergentes en busca de turismo cultural».

Temas

  • TARRAGONA

Lea También