Más de Tarragona

Tarragona cierra julio con un 25% menos de actividad que antes de la Covid

Hoteles, restaurantes, campings, transporte y el ocio nocturno son los sectores que más notan el descenso de facturación pese a mejorar respecto a los datos del pasado verano

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Los hosteleros de la ciudad aseguran que el mes de julio aún está «un 50% por debajo» de los datos previos a la Covid. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

Los hosteleros de la ciudad aseguran que el mes de julio aún está «un 50% por debajo» de los datos previos a la Covid. FOTO: ALFREDO GONZÁLEZ

La ciudad de Tarragona cerró el pasado mes de julio con cifras de actividad superiores a las del pasado verano, pero aún un 25% por debajo de los registros habituales de antes de la pandemia del coronavirus. Así lo ponen de relieve los principales actores económicos, los cuales reconocen que el primer tramo de la temporada alta turística ha sido mejor que el de 2020, pero alertan, asimismo, que la dinamización aún está lejos de volver a la normalidad que se conocía hace dos años.

Así, los agentes consultados se expresan desde la pérdida del 100% de la facturación que denuncia el ocio nocturno hasta el optimismo de La Via T y las librerías, que indican que, en general, las cifras de ventas «son muy parecidas» a las de verano de 2019.

Números en mano, durante el pasado mes de julio los usuarios de la Empresa Municipal de Transports (EMT) cayeron un 25% respecto a los de julio de 2019. Así, según los datos facilitados por la compañía municipal, el pasado mes se registraron un total de 644.228 viajeros, una cifra que pese a ser un 20% superior a los 535.511 de julio de 2020, aún queda a bastante distancia de los 864.443 que se acreditaron en el último verano de antes de la Covid. «Ha habido un cambio en la forma de usar el bus debido al teletrabajo, la enseñanza online y el miedo a los contagios», indica el presidente de la EMT, Jordi Fortuny (ERC).

Desde la Federació de l’Autotransport, su director –Josep Lluís Aymat– asegura que el mes de julio «ha contado con menos actividad de la esperada», y recalca que «estamos un 35% por debajo de 2019 en el transporte de pasajeros, por la ausencia de británicos ni rusos, y entre un 10% y un 30% en las mercancías, dependiendo del subsector».

«La situación aún es crítica»

La misma cifra de caída se denuncia desde Pimec Comerç. Su representante en Tarragona, Florenci Nieto, recalca que pese a mejorar cifras respecto a hace doce meses, julio «no ha ido como se esperaba». «El tejido productivo está sufriendo un cástigo injusto, la situación es crítica», afirma Nieto, quien cree que «la gente lleva un desbarajuste impresionante por los horarios y las restricciones». Sin embargo, desde La Via T se opina diferente. «La situación se ha recuperado bastante. Estamos mucho mejor que en 2020 y casi que hemos normalizado las cifras de 2019», indica el presidente de la entidad comercial, Salvador Minguella. El líder de La Via T valora positivamente que el Ayuntamiento haya rebajado el precio de los aparcamientos soterrados municipales hasta los 4,5 euros diarios, así como que haya negociado con los privados un límite de seis euros diarios. «El problema es que esto no se ha publicitado. Y entonces no sirve para nada», denuncia.

Xavier Jornet, presidente de Hotelers de Tarragona, resalta que la situación ha cambiado diametralmente respecto a la de 2020. «Hace un año teníamos una ocupación del 25%, y ahora estamos al 75%», indica. Pese a ello, remarca que la cifra «está aún por debajo del 85-90% que registrábamos normalmente en julio antes de la Covid» y afirma que «podemos estar satisfechos dadas las circunstancias, pero con incertidumbre de cara al próximo invierno».

De manera parecida se expresa el presidente de la Associació de Càmpings de Tarragona Ciutat, Agustí Peyra. «Este parece un año de transición. En caravanas estamos un 6-7% mejor que 2020, y en bungalows un 8-9% más. Pero seguimos entre un 15% y un 20% por debajo de lo que teníamos», añade el representante del sector en la ciudad, quien se muestra esperanzado de que «podamos alargar la temporada con un buen septiembre».

Finalmente, los restauradores y el ocio nocturno son los representantes más pesimistas. «La actividad es similar a la del año pasado, y estamos a la mitad que antes de la Covid. Hay más turistas, pero menos cliente local», indica el presidente de los hosteleros, Javier Escribano, mientras que Toni Vera, de los empresarios de la Part Baixa, denuncia que «en 18 meses solo hemos podido abrir dos semanas. Esto es una ruina absoluta», sentencia.

Temas

Comentarios

Lea También