Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona decide hoy si avala a Ballesteros o apuesta por el cambio

Más de 90.000 tarraconenses están citados hoy a las urnas para fijar el rumbo municipal de los cuatro próximos años. PSC, Cs y ERC parten como favoritas. A nivel provincial están en juego 184 alcaldías. 

Octavi Saumell

Whatsapp
Tarragona decide hoy si avala a Ballesteros o apuesta por el cambio

Tarragona decide hoy si avala a Ballesteros o apuesta por el cambio

Un total de 553.537 ciudadanos de la provincia de Tarragona están llamados hoy a las urnas para decidir las 184 alcaldías de la demarcación. Los electores podrán escoger entre 646 candidaturas, de las cuales menos de una tercera parte están lideradas por mujeres. Cabe señalar que 26.464 jóvenes se estrenarán como votantes, mientras que otros 18.248 pueden ejercer su derecho democrático desde el extranjero. Además, 9.237 residentes de otras nacionalidades forman parte del censo de la jornada de hoy.   

Sin lugar a dudas, la gran batalla se librará en Tarragona ciudad, donde las más de 90.000 personas con derecho a voto deciden este domingo si avalan la continuidad de Josep Fèlix Ballesteros (PSC) o si apuestan por un cambio de rumbo, con Rubén Viñuales (Ciutadans) y Pau Ricomà (ERC) como principales aspirantes al sorpasso. También será interesante saber si Carles Pellicer (Junts per Reus) mantiene su liderazgo en la capital del Baix Camp, y si el espacio de la antigua Convergència logra retener alcaldías de peso como Vila-seca y Valls tras las marchas de dos históricos alcaldes: Josep Poblet –en el cargo desde 1993– y Albert Batet, máximo representante vallense desde hace una década. Pere Segura y Dolors Farré son sus relevos. Asimismo, en Tortosa, Meritxell Roigé sustituye a Ferran Bel, quien en las pasadas elecciones Generales fue el número ‘2’ de Junts per Catalunya y que ahora podría entrar en el Congreso tras la suspensión de Josep Rull.  

Las elecciones más abiertas

La capital tarraconsense afronta hoy los comicios municipales más abiertos desde 2003, cuando Joan Miquel Nadal (CiU) se presentó por última vez y enfrente tuvo al socialista Ballesteros, quien precisamente debutaba entonces como alcaldable del PSC. La batalla se decantó del lado de la ya extinta federación nacionalista por un estrecho margen de 10 concejales a 9. Igual que hace 16 años, hoy todo parece indicar que el recuento será ajustado y que la noche electoral será larga. 

El PSC, que lleva en el gobierno desde 2007, confía por última vez en un Ballesteros que parte en la pole position pero que, por primera vez desde que ocupa el despacho en la Plaça de la Font, no sale con la victoria asegurada. El proceso soberanista y el lógico desgaste de gobierno provoca que, como pasa en las otras capitales de provincia catalanas –sobre todo Barcelona y Lleida–, no haya esta vez un claro favorito. 

La alcaldía está abierta en ciudades como Tarragona, Reus, Valls o Vila-seca

La segunda fuerza en 2015 –Ciudadanos– centra todas sus aspiraciones en lograr la victoria en el cinturón de Ponent para repetir el éxito de las autonómicas del 21 de diciembre de 2017 y ser la fuerza más votada en la ciudad. Para ello, Rubén Viñuales ha echado el resto durante la campaña electoral reivindicando un plan de choque de barrios y una mejora integral de su conexión con el centro de la ciudad. Asimismo, los de Albert Rivera se presentan como la alternativa real «para que el PSC no pacte con el independentismo», según puso de manifiesto la pasada semana Inés Arrimadas en la visita que realizó a Sant Pere i Sant Pau. Sin embargo, las últimas Generales –en las que Ciutadans fue relegada a la tercera posición en la ciudad con unos 11.000 votos– han generado dudas en una formación que no debe olvidarse que entró por primera vez en la Plaça de la Font hace solo cuatro años. 

Mucho más tiempo ha contado con representación en el Saló de Plens una Esquerra Republicana que, por primera vez desde la recuperación de las instituciones democráticas, aspira a ganar las elecciones municipales. Los excelentes resultados de hace solo cuatro semanas –con más de 14.000 votos– han catapultado las esperanzas de ERC, que hoy luchará para volver a llevarse el voto útil del independentismo y poder liderar, en caso de que las matemáticas así lo avalen, un giro soberanista en el Consistorio tarraconense. 

Nadal debuta en JxTGN

Para tener alguna esperanza de éxito, sin embargo, los de Pau Ricomà deberán esperar un buen resultado de la lista de Carles Puigdemont, que está liderada por Dídac Nadal, el cuarto candidato que el espacio convergente presenta tras la marcha de su padre: Joan Miquel Nadal. Joan Aregio (2007), Joan Aregio (2011) y Albert Abelló (2015) no pudieron frenar una sangría de votos y concejales que, ahora, el nuevo líder de Junts per Tarragona aspira a dejar atrás para ponder iniciar la remontada. El cambio generacional que reivindica el alcaldable de 42 años, y la coincidencia con las elecciones Europeas –con las óptimas perspectivas de Puigdemont–, son dos de los factores que pueden jugar a su favor. Pese a ello, Ricomà y Nadal pusieron de manifiesta en el último debate electoral una mala relación que llevó al líder de ERC a acusar al de Junts per Tarragona de «poner en manos de un determinado promotor» el crecimiento de futuro de la ciudad. Otro enigma a resolver hoy será la respuesta que pueda tener que el candidato neoconvergente lleve el mismo apellido que el alcalde que gobernó la ciudad entre 1989 y 2007. 

JxTGN apuesta por Dídac Nadal y espera que el efecto Puigdemont en las Europeas les beneficie

En el bloque independentista, la CUP repite con una Laia Estrada que, durante el presente mandato, se ha erigido como la principal voz crítica con Ballesteros, quien ha llegado a anunciar que está dispuesto a hablar de pactos «con todo el mundo menos con Vox y la CUP». Los cupaires presentan una candidatura con tres mujeres en los tres primeros puestos de una lista que únicamente cuenta con un 40% de hombres o, lo que es lo mismo, el mínimo legal. 

Por lo que se refiere al PP, José Luis Martín capitanea la nueva etapa tras la marcha de Alejandro Fernández a la política catalana. El líder conservador, que ha ejercido como primer teniente de alcalde durante los dos últimos años, juega la carta de la gestión realizada por su equipo desde 2016 para dejar atrás el fantasma de Vox, que el 28 de abril prácticamente les igualó en la ciudad. 

Finalmente, Carla Aguilar Cunill encabeza el nuevo proyecto de los Comuns tras el divorcio escenificado hace meses con ICV. Cuando casi todos los daban por tocados, los de Pablo Iglesias lograron casi 10.000 votos en los comicios de hace solo 28 días que les supuso toda una inyección de moral. Hoy batallarán para mantener su representación en una jornada que se prevé de infarto. Alea jacta est.   

Temas

Comentarios

Lea También