Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona descarta el estadio provisional para potenciar el legado del 2017

El Comité Internacional de los Juegos dio el OK a la decisión en la reunión de la pasada semana en Pescara
Whatsapp
Foto: DT

Foto: DT

La organización de los Juegos Mediterráneos de Tarragona 2017 ha descartado finalmente construir el estadio desmontable que debía ubicarse en el barrio de Campclar. Según ha podido saber el Diari, el equipo de gobierno (PSC) tiene previsto anunciar esta mañana públicamente la reorientación del Anillo Mediterráneo, en una decisión que ýa cuenta con el OK tanto del Comité Olímpico Español (COE) como del Comité Internacional de los Juegos Mediterráneos (CIJM). Fuentes de Tarragona 2017 aseguraron ayer a este periódico que, de hecho, los representantes tarraconenses ya comunicaron el cambio de planes a la comunidad internacional en la reunión que se llevó a cabo en la localidad italiana de Pescara.

La instalación finalmente descartada debía contar con una capacidad para 15.000 espectadores y estaba previsto que albergara tanto la ceremonia de inauguración como la de clausura. Su presupuesto de edificación era de 1,8 millones de euros, una cifra que los responsables de la organización consideran ahora demasiado elevada, ya que se trataba de una infraestructura que debía desaparecer cuando finalizaran los Juegos.

Por ello, la voluntad de los organizadores es la de potenciar el legado que deje el evento deportivo para la ciudad y destinar la inversión prevista en la instalación desmontable al estadio de atletismo. Inicialmente, la idea era sólo la de remodelar la pista actual de atletismo –inagurada en 1985– con una inversión de 2,9 millones de euros.

En este sentido, y pese a que ahora deberá elaborarse un nuevo proyecto, se ha decidido aumentar la partida en esta obra hasta los 4,7 millones, de forma de que el futuro equipamiento cuente conuna capacidad para 6.000 personas, mientras que una vez terminen los Juegos se quedará en 2.000.

 

Madrid pagará lo mismo

Las fuentes consultadas aseguraron ayer que este pequeño cambio de rumbo «no debe afectar» sin embargo,a la inversión que se pide al Gobierno Central, ya que los 1,8 millones que debían destinarse al estadio desmontable se pasarán al de atletismo.

En total, la organización solicita a Madrid que invierta 14,7 millones de euros, que deben servir para financiar la construcción del centro acuático que incluye una piscina de 50 metros (7.653.250 euros); la rehabilitación del Nou Estadi de Tarragona (2.420.000 €) que acogerá las finales de fútbol, así como los 4,7 ya conocidos del estadio de atletismo.

Precisamente ayer, el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), aseguró que espera «tener buenas noticias» por parte del Estado «en dos semanas». El máximo responsable municipal remarcó que la licitación del palacio de deportes por parte de la Generalitat «es una gran noticia que confirma el buen entendimiento que mantenemos con el Govern».

Este equipamiento, que tendrá capacidad para 5.000 espectadores y que costará 12 millones de euros, será otro de los grandes legados que dejarán los Juegos a la ciudad, ya que según indicó el propio alcalde «abre la puerta para que en el futuro Tarragona tenfa un quipo en la Liga ACB», que es la máxima categoría profesional de baloncesto.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También