Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Tarragona descuelga los retratos de Carles Puigdemont

Estaban en el Saló de Plens y el despacho del alcalde, Josep Fèlix Ballesteros (PSC)

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de archivo del cuadro que estaba en el Saló de Plens desde principios de 2016.

Imagen de archivo del cuadro que estaba en el Saló de Plens desde principios de 2016.

El Ayuntamiento de Tarragona ha retirado esta mañana los cuadros que tenía colgados del President de la Generalitat de Catalunya cesado el pasado viernes, Carles Puigdemont. Desde principios de 2016 la corporación local contaba con dos retratos del hasta ahora President, que estaban en el Saló de Plens y el despacho del alcalde, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), en el edificio del consistorio de la Plaça de la Font.

Según fuentes municipales, ha sido el propio Ballesteros quien ha dado la orden esta mañana, después de la aplicación del artículo 155 de la Constitución Española que se empezó a ejecutar el pasado viernes, y que ha derivado en el cese de todo el Consell Executiu del Govern de la Generalitat de Catalunya, así como un centenar de altos cargos del ejecutivo autonómico. Desde la Subdelegación del Gobierno Central en Tarragona se ha confirmado al Diari que la Administración General del Estado no ha enviado ninguna notificación ni comunicación al Consistorio para solicitar esta acción, ni tiene previsto hacerlo. Pese a ello, entienden que la acción es correcta debido al cese del pasado viernes. 

La retirada de los retratos se ha hecho de forma discreta, hasta el punto de que el ayuntamiento no ha dejado acceder a los medios de comunicación al Saló de Plens. Cabe recordar que Tarragona es el ayuntamiento catalán de mayor tamaño en el que el PP está en un gobierno municipal, después del acuerdo que en febrero de 2016 suscribieron PSC, PP y la ya extinta Unió Democràtica de Catalunya -ahora Units per Avançar-. Esta última formación abandonó el ejecutivo local después de los incidentes del pasado 1 de octubre, dejando el gobierno en minoría. 

El líder de ERC en el Ayuntamiento de Tarragona, Pau Ricomà, asegura que "como demócratas sólo reconocemos a un presidente, Carles Puigdemont, elegido por el Parlament tras las elecciones con más participación desde la restitución de la legalidad". Asimismo, el político soberanista critica que "un partitdo como el PP, con el 8% de votos, no es digno de ocupar las instituciones catalanas, por mucho apoyo que tenga del PSC y de C's". 

El portavoz del grupo municipal del PDeCAT, Albert Abelló, lamenta que "al gobierno local ya le costó mucho colgarlo cuando fue proclamado presidente, y ahora no han tardado nada en quitarlo. Espero que sean igual de rápidos en descolgar el del Rey. Es una vergüenza". 

Por su parte, la portavoz de la CUP, Laia Estrada, considera que "lo que debería haber quitado el Ayuntamiento desde el pasado viernes, cuando se proclamó la República, es el retrato del Rey, a quien absolutamente nadie ha votado"

Temas

Comentarios

Lea También