Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona: detectives para pillar a los que dejan la basura fuera del contenedor

El Ayuntamiento abre 104 expedientes sancionadores a reincidentes después de inspeccionar más de 10.000.

ACN

Whatsapp
Los detectives identificarán la propiedad de la bolsa de basura y a partir de entonces se podrá sancionar al infractor.

Los detectives identificarán la propiedad de la bolsa de basura y a partir de entonces se podrá sancionar al infractor.

El Ayuntamiento de Tarragona volverá a recorrer a los servicios de detectives privados para combatir el incivismo.

Si hace más de un año lo hizo para perseguir a los propietarios de perros que no recogen los excrementos de los animales en la calle (una medida que se tradujo en 35 expedientes), ahora el objetivo se centra en el incivismo asociado a la limpieza.

La concejal Begoña Floria ha insistido en que la intención no es “la persecución” de los ciudadanos, pero ha lamentado que las conductas irresponsables se continúan produciendo a pesar de las campañas de concienciación puestas en marcha.

La iniciativa, según ha avanzado Floria, será “contundente” y se perfilará en una mesa técnica integrada por los servicios de limpieza y Guàrdia Urbana.

Begoña Floria, durante la rueda de prensa.

En este sentido, Tarragona gasta anualmente cerca de un millón de euros para limpiar la suciedad que generan ciudadanos incívicos. Sólo el año pasado, el Ayuntamiento abrió 104 expedientes a ciudadanos y comercios reincidentes -con multas de 100 euros cada uno-. Es el resultado de inspeccionar más de 10.000 bolsas de basura depositada fuera de los contenedores.

Floria ha destacado que la lucha contra el incivismo es una prioridad del Ayuntamiento porque genera molestias al conjunto de la ciudadanía y tiene afectación directa en la imagen de la ciudad.

Según ha precisado la regidora, el consistorio gasta anualmente un total de 979.889,23 euros en la limpieza de acciones incívicas.

En concreto, las actuaciones sobre grafitos, pintadas y carteles tiene un coste de 61.571,15 euros el año; la limpieza de bolsas y residuos dejados fuera de los contenedores supone un gasto de 423.481,57 euros; la recogida de muebles, trastos y voluminosos dejados fuera de los lugares habituales costa 334.202,12 euros y la inspección de bolsas dejadas fuera de lugar para identificar los infractores supone un gasto de 55.010,72 euros el año. 

Además, los 42 contenedores quemados el año pasado -de los cuales seis se pudieron reparar y los otros se tuvieron que sustituir- supusieron un coste de 92.183,67 euros, mientras que las 112 papeleras robadas o rotas costaron 13.440 euros.

Este cómputo no incluye las tareas de los basureros -que tienen que retirar defecaciones de perro, por ejemplo- o las actuaciones de la brigada para reparar o reponer mobiliario urbano dañado. 

Más de 10.000 bolsas de basura inspeccionadas

Dentro de la campaña sancionadora para luchar contra los actos incívicos relacionados con la recogida de basura, el año pasado se abrieron un total de 104 expedientes sancionadores como resultar de inspeccionar 10.871 bolsas, cajas y otros elementos dejados fuera de lugar.

La mayoría de sanciones por importe de 100 euros corresponden al ámbito doméstico -89- y las otras quince son del ámbito comercial. La campaña, iniciada el 2012, ya suma 536 expedientes sancionadores.

Begoña Floria ha destacado el esfuerzo de pedagogía que se ha realizado. En este sentido, de estas más de de 10.000 bolsas analizadas, el Ayuntamiento ha realizado un total de 5.422 avisos preventivos.

“Hemos priorizado la parte pedagógica, de avisar que no lo vuelvan a hacer, pero no ha habido más remedio que poner 104 multas de 100 euros”, ha lamentado la regidora de Limpieza. 

Temas

Comentarios

Lea También