Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona, en el ‘top 5’ de las ciudades con los parkings más caros

Un análisis de la OCU sitúa a la ciudad como una de las capitales de provincia donde más cuesta aparcar. En algún establecimiento, además, las plazas son muy estrechas para los coches actuales

Norian Muñoz

Whatsapp
En este parking del centro hay plazas que no llegan a los dos metros de ancho.  FOTO: Pere Ferré

En este parking del centro hay plazas que no llegan a los dos metros de ancho. FOTO: Pere Ferré

Tarragona es, según un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios, OCU, la quinta ciudad española donde los aparcamientos públicos son más caros si se estaciona durante 48 minutos y la cuarta si se hace durante 120 minutos.

Según el análisis, en el que se analizaron tanto aparcamientos municipales como privados, aquí aparcar el coche 48 minutos cuesta 2,01 €, frente a lo que vale en la media de las ciudades españolas: 1,78 €. Si el tiempo que se aparca son dos horas, el coste es de 5,03 € frente a los 4,16 € de la media estatal. En lo que sale mejor parada la ciudad es cuando se aparca 300 minutos. Aquí pagamos 9,54 €  frente a la media de 10,01 €. 

Las ciudades más caras son, según el estudio, Barcelona, Madrid y Valencia, cuyos precios «no han dejado de subir a un ritmo que dobla el del IPC en la última década». Por contra, los aparcamientos más baratos están en Badajoz.

En Tarragona, en conjunto, los precios no han subido desde que la OCU hizo el estudio anterior  hace 12 años. Entonces 0,042 euros por minuto (2,01 por 48 minutos) era la tarifa media pactada entre las compañías, que se pagaba en la ciudad.

Mejor los municipales

En Tarragona, los aparcamientos públicos que se analizaron fueron seis: los de la Avinguda Catalunya y Saavedra (municipales), el del Mercat (de la empresa municipal Espimsa) y los privados de la Rambla Nova 122, el de la Plaça de la Font y el de Ramón y Cajal 35.

La comparación evidencia la diferencia de precios entre los municipales, con unas tarifas más económicas y más cercanas a la media estatal, frente al resto.
En este sentido, el presidente de Aparcaments Municipals de Tarragona, Josep Acero, defiende que  «en este mandato hemos promovido una importante rebaja de las tarifas de larga estancia, estableciendo los 5,5 € máximos diarios, hecho que nos sitúa muy por debajo de la media de otras ciudades estatales». 

Señala, además, que «la prioridad desde Aparcaments Municipals ha sido fomentar el aparcamiento de larga estancia y promover los aparcamientos disuasorios. En los últimos dos años hemos podido estrenar las 282 plazas de aparcamientos en el passeig de la Independència y L’Horta Gran y trabajamos para asfaltar y ampliar el aparcamiento del cementerio».

Sin poder dar marcha atrás

Pero más allá de las tarifas, el estudio también se ocupó de otros aspectos, como la forma en que  se informa a los usuarios de las tarifas. Comprobaron que, en muchos casos, no se muestra la información de forma clara y completa y por adelantado. Así pues, «en un 42% de los parkings visitados, cuando el usuario consigue ver lo que le van a cobrar le es muy difícil o imposible salir sin pagar y en otro 25% de ellos no es imposible pero sí complicado retroceder. En total, en dos de cada tres aparcamientos no informan bien a sus usuarios antes de contratar, como exige la normativa». 

El problema se repite, casi por igual, tanto en parkings públicos como privados y la OCU explica que dio parte a los ayuntamientos correspondientes para que inspeccionen y sancionen a los establecimientos que no cumplan con la normativa.
Con esto en mente visitamos algunos de los parkings analizados en la ciudad (todos cubiertos). En casi todos los casos (menos en una de las entradas del Saavedra), se accede a través de vías de un solo carril, lo que obligaría a retroceder unos cuantos metros, muchas veces en subida, si los precios que hemos visto antes de cruzar la barrera no nos convencen y queremos dar la vuelta.

¿Plazas que se encogen?

Aunque tal vez uno de los aspectos más interesantes del estudio es que se midió las dimensiones de las plazas. El resultado fue que solo un 46% de las plazas de todos los aparcamientos que visitaron tiene una anchura cómoda para aparcar un coche con el tamaño estándar que actualmente tienen los vehículos del mercado. Un 24% tienen el tamaño justo (entre 2,30 y 2,39 m) y el 30% son estrechas, con menos de 2,30 metros o bien con columnas que entorpecen al abrir la puerta.

Según la OCU, esto es debido a que actualmente no existe ninguna legislación nacional sobre dimensiones mínimas, solo normas urbanísticas locales o requisitos para viviendas de protección oficial. Por eso piden una norma sobre aparcamientos más concreta que especifique un tamaño mínimo para las plazas. Al menos, para los parkings de nueva apertura, ya que actualmente solo se menciona que deben ofrecer «un espacio suficiente».

Para verlo ‘in situ’ visitamos el parking de Ramón y Cajal que aparece en el estudio como el que tiene las plazas  más pequeñas. Lo primero que salta a la vista es un cartel que llama a tener «cuidado con las antenas». Además, este es uno de los aparcamientos en los que habría que dar marcha atrás unos cuantos metros, con paredes a los dos lados, si se decide no aparcar.

Aunque no son todas, en este aparcamiento llegamos a encontrar varias plazas que no llegan a los dos metros de ancho, como la  de la foto que acompaña el artículo. Incluso vimos coches correctamente aparcados cuyas ruedas de ambos lados se encontraban sobre la línea blanca que delimita las plazas.

Para hacerse una idea de por qué cuesta tanto aparcar en plazas tan estrechas buscamos las dimensiones del coche más vendido del año pasado, el Seat León. Dicho modelo tiene, de ancho, 1,81 metros con los retrovisores recogidos. En una plaza como la de la imagen, que aproximadamente tiene 1,90 m., sería más que un reto no sólo aparcar, sino salir del coche. En descargo de este aparcamiento, no obstante, se puede decir que publicitaba una oferta para aparcar todo el día por cinco euros. 

Temas

Comentarios

Lea También