Tarragona es la tercera provincia de España que más empleo crea este año

Solo las Baleares y Málaga superan a Tarragona en la generación de trabajo durante la recuperación de la Covid-19

Raúl Cosano

Whatsapp
Turistas paseando por Salou durante este pasado verano. Foto: Alba Mariné

Turistas paseando por Salou durante este pasado verano. Foto: Alba Mariné

La destrucción de empleo fue tan intensa y veloz como está siendo ahora la recuperación. Tarragona, que ha estado entre las provincias más afectadas por el paro derivado de la pandemia, se ha ido beneficiando este año de ese progresivo, aunque costoso, regreso a la normalidad. Es la tercera provincia de España que más empleo está generando en la recuperación. 

La afiliación media a la Seguridad Social creció en las comarcas tarraconense un 5,5% en octubre, en comparación con el año anterior. Es la tercera cifra, por detrás de la de las Islas Baleares (16,7%) y la de Málaga (6,5%). Son, en cualquier caso, tres lugares marcados por el peso del sector servicios y, en concreto, por el tirón del turismo. En los análisis sucesivos de la Seguridad Social se puede ver esa tendencia de Tarragona a ocupar las primeras plazas en cuanto a puestos de trabajo creados. 

La situación de la recuperación, más aún en la actual escalada de precios con la inflación por las nubes, sigue siendo precaria. Hay que recordar que el sector turístico provincial concluyó el verano al 50% de su recuperación, con unas pernoctaciones que han caído un 43% en relación a 2019. 

Un batacazo al inicio
Tarragona viene de pasarlo realmente mal al inicio de la pandemia. En junio de 2020, Tarragona era la cuarta provincia más impactada por el desempleo. El paro había subido por entonces un abultado 34,7% en relación al año anterior, solo por detrás de Girona (38,7%) y de Málaga (35,2%). Mención aparte merecían las Islas Baleares, primeras del ranking, de calle, con un brutal aumento del 92%. «La intensidad del rebote viene marcada por la intensidad de la caída previa», diagnostica Juan Gallardo, jefe del gabinete de estudios de la Confederació Empresarial de la Província de Tarragona (CEPTA)

El Anuari Econòmic Comarcal 2021 del BBVA presentado esta semana califica al Camp de Tarragona como una de las zonas de Catalunya más afectadas. En diversos indicadores –desde el Valor Añadido Bruto a la propia afiliación a la Seguridad Social–, las caídas fueron mucho más marcadas en Tarragona o Girona que en en Lleida y Barcelona. 

Tarragona es una de las 26 provincias que ya tienen más empleo que antes de la Covid-19. Un total de 15 provincias registran incrementos mayores al 2% al comparar sus cifras de afiliación de febrero de 2020 con las de octubre de 2021. Tarragona está en ese grupo, con un 2,1%. Los actuales 321.374 afiliados a la Seguridad Social en el Camp y el Ebre superan los 304.731 de hace justo un año, cuando la pandemia hacía estragos económicos por las restricciones en diversos sectores, en plena segunda ola. La cifra de este octubre supera a la de 2019, con 314.957 afiliados, lo que apunta nuevamente a que se han alcanzado los niveles preCovid. 

Uno de los factores que espolean la recuperación es el consumo doméstico de las familias, aunque hay que tener en cuenta los nubarrones que se ciernen sobre la economía global. El alza de los precios –con los repuntes de la luz como principal causa– y la falta de suministros, que se alarga desde hace meses, amenazan con postergar los brotes verdes definitivos. Otro de los claroscuros tiene que ver con el tipo de puestos creados. La estacionalidad y la temporalidad siguen siendo lastres. Como prueba de esto último, están los datos de octubre. Ese mes se firmaron en Tarragona 28.074 contratos. De ellos, 25.298, un 90% del total, eran temporales, mientras que solo el 10% restante –algo más de 2.700– eran indefinidos. Lo mismo sucede en el acumulado del año, en el que un 89% de estos nuevos empleos eran temporales: 230.274 de un total de 256.313 contrataciones firmadas. 

Temas

Comentarios

Lea También