Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona estrena 62 nuevas plazas de aparcamiento disuasorio

La nueva zona está en el Passeig de la Independència y es una primera intervención de urgencias a la espera de que pueda habilitarse un nuevo espacio también en este entorno

Núria Riu

Whatsapp
José Luis Martín, Josep Acero y Sergi Ars, en la nueva superficie de aparcamiento disuasorio. Foto: Lluís Milián

José Luis Martín, Josep Acero y Sergi Ars, en la nueva superficie de aparcamiento disuasorio. Foto: Lluís Milián

Tarragona estrena una nueva superficie de aparcamiento disuasorio. Está ubicada en el Passeig de la Independència, detrás de las instalaciones de Tabacalera, y cuenta con una capacidad para 62 vehículos. Hoy mismo ha entrado en funcionamiento este nuevo espacio que se ha acondicionado a contrarreloj, tras cerrarse hace unos meses el párking que había a escasos metros, y que era de un promotor inmobiliario que decidió recuperar los terrenos.

El nuevo aparcamiento ha sido inaugurado esta mañana por el primer teniente de alcalde, José Luis Martín, y el concejal de Mobilitat, Josep Acero. Ocupa una superficie en el que hasta hace escasas semanas había unas naves abandonadas. Su habilitación ha supuesto una inversión de 55.000 euros por parte del Ayuntamiento y los conductores podrán utilizarlo pagando una tarifa de un euro al día.

Los terrenos son municipales. Un aspecto sobre el que ha insistido el responsable de Mobilitat. «Así no nos pasará de nuevo que el propietario, con su total derecho, decidirá recuperar los terrenos», ha dicho Acero. Esta es una cuestión sobre la que se está trabajando de cara a poner en marcha una segunda zona de aparcamiento también en este entorno. En este caso en la parte final de la Avinguda de Roma, en los terrenos que quedan junto a la rotonda que da acceso a la carretera de Constantí. Estos terrenos son de Carreteras del Estado, por lo que la administración local está negociando un contrato de cesión con la Subdelegación del Gobierno. «No habrá ningún problema», decía Acero.

Otras 275 plazas a escasos 500 metros de esta zona

El Ayuntamiento espera que en cuestión de «un mes y medio o dos» este segundo espacio también esté en condiciones, lo que supondría otras 275 plazas disuadorias. «La idea es seguir ampliando esta red de aparcamientos», ha reconocido el edil del Partido Popular.

El Àrea de Mobilitat está estudiando también cómo conectará este segundo aparcamiento con el servicio de autobús. Además se han iniciado conversaciones con el sector del taxi para ofrecer este servicio en el caso de que haya algún conductor que lo solicite. «Una posibilidad sería poner un botón en alguna parte que permitiese solicitarlo», ha explicado.

Tarragona cuenta en estos momentos con un total de 950 plazas de aparcamiento disuasorio a 1 euro al día y encima de la mesa hay otras propuestas. Es el caso de la ampliación de la superficie junto al Cementiri, que triplicará su capacidad actual. En este caso, Acero ha reconocido que «este proyecto lo teníamos en stand by porque hemos tenido que priorizar las actuaciones en este entorno».

Y ya en una nueva fase está previsto que Llevant también pueda tener su aparcamiento disuasorio. Se ubicará en los terrenos que ocupaba la antigua N-340.

Temas

Comentarios

Lea También