Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Tarragona gasta 547.000 euros al año en sueldos de asesores políticos

El Ayuntamiento crea 17 plazas de cargos de confianza para los grupos municipales. CCOO denuncia que estas nóminas han aumentado un 6% frente al 2,5% de los empleados públicos

Octavi Saumell

Whatsapp
El pleno municipal del pasado sábado dio el pistoletazo de salida al nuevo mandato municipal, con nuevos ediles y asesores. FOTO: Pere Ferré

El pleno municipal del pasado sábado dio el pistoletazo de salida al nuevo mandato municipal, con nuevos ediles y asesores. FOTO: Pere Ferré

El Ayuntamiento de Tarragona aprobó el pasado sábado gastar un total de 547.691,68 euros anuales en sueldos de asesores políticos. Así se acordó en el primer pleno del nuevo mandato municipal, en el que se tiró hacia adelante la modificación de la plantilla del personal eventual de la administración municipal para dotar a las formaciones con representación en el Saló de Plens de personal propio para llevar a cabo este asesoramiento «especial».  

 En concreto, la propuesta que fue avalada prevé un puesto de dirección del gabinete de alcaldía del alcalde Pau Ricomà (ERC), así como 16 plazas de cargos de confianza. De éstas, cuatro son para el PSC, tres para ERC, tres para Junts per Catalunya, dos para el PP, una para la CUP y otra para En Comú Podem. 

Relevo en el gabinete de Alcaldia 

Por lo que se refiere a la vacante de Alcaldia, ésta será para la periodista Judit Borrell, que es una persona de la máxima confianza para el nuevo alcalde y que ya ejercía como asesora de ERC el pasado mandato, además de coordinar la pasada campaña de las Municipales del 26 de mayo.

Según el informe que pasó por el pleno, este puesto de trabajo consiste en «asesorar a Alcadia en la apreciación y detección de las aspiraciones y demandas ciudadanas, en relación a la prestación de los servicios públicos», así como «coordinar las relaciones de Alcaldia con las concejalías delegadas y las relaciones institucionales con otras administraciones y entidades».  

La nueva alto cargo de la corporación local –que cobrará 60.494,28 euros brutos anuales–  releva al socialista Josep Maria Bonet, quien el pasado lunes ya se reincorporó al puesto de trabajo de director comercial de la Empresa Municipal de Mitjans de Comunicació que ocupa desde 1996. Desde 2007, además, realiza las tareas de gerente que, desde 2016, había compaginado con la de Jefe de Gabinete de Josep Fèlix Ballesteros (PSC). 

Los asesores  cobrarán 57.000 euros por jornada, pero los grupos la dividen para tener más personal

Asimismo, el organismo municipal también aprobó otras 16 plazas de asesores, que según el informe deben «asesorar a los concejales en la apreciación y detección de las aspiraciones y demandas ciudadanas», así como «en la formulación de propuestas de políticas públicas», y la «coordinación del seguimiento de la gestión municipal en sus diferentes áreas». Según el documento, este personal eventual tiene una jornada semanal de 35 horas, «con la flexibilidad horaria necesaria para desarrollar sus funciones».  

El PSC es la formación que cuenta con un mayor presupuesto, ya que dispone de dos puestos de trabajo enteros por su condición de fuerza más votada. Los socialistas han dividido las plazas en cuatro vacantes: una al 60% de la jornada, y tres al 46,70%. En total, el presupuesto para estos empleos es de 114.678,51 euros brutos anuales. Una de las plazas está ocupada por la expresidenta de la Federación de Asociaciones de Vecinos, Cristina Berrio, quien fue la número ‘8’ de la lista socialista, por lo que se quedó fuera del Saló de Plens. 

«En nuestro caso, este papel lo conforma gente joven, con ganas y especializados en ámbitos como son la comunicación política, por una parte, y la sociología de los barrios y el conocimiento del mundo asociativo, por otra», afirma la portavoz, Sandra Ramos, quien añade que «también dedican su tiempo a funciones como llevar el seguimiento de los expedientes y los decretos institucionales, estar atentos a cuáles son las prioridades en los barrios y sus necesidades, y agendar la actividad de la ciudad. También llevan las relaciones con los medios de comunicación».

JxTGN, más que Ciutadans
Como segunda fuerza con una mayor representación –siete concejales–, Esquerra Republicana se ha dotado de tres plazas, que suman 1,75 jornadas de trabajo. Así, una tiene un 59,26% de dedicación, mientras que las otras dos son de un 57,87%. El presupuesto con el que cuentan los republicanos es de 100.293,54 euros al año. 

En tercer lugar en volumen de asesores se sitúa Junts per Tarragona, que cuenta con un 175% de jornada, por el 100% de Ciutadans pese a contar con más concejales. Los de Dídac Nadal, que han dado apoyo a la investidura de Pau Ricomà (ERC) pese a no entrar en el equipo de gobierno, dividen sus tres plazas al 58,33% para un presupuesto igual que el de ERC.  

Las formaciones de la oposición dedican su personal, básicamente, a tareas de comunicación 

 Por su parte, Ciutadans divide su 100% de jornada entre dos personas: una al 60% y otra al 40%. Su dotación económica es de 57.310,60 euros. El portavoz de la formación naranja, Rubén Viñuales, resalta que el personal adscrito a su grupo municipal asume tareas como «la preparación de consejos de administración y comisiones informativas», así como «la elaboración de propuestas y la gestión de la comunicación y de las redes sociales».

En Comú Podem cuenta, de momento, con una plaza al 100% con 57.310 euros. Pese a ello, fuentes de los Comuns indican que esta jornada podría dividirse entre dos personas. Asimismo, la CUP tiene otra persona al 50% de jornada, con un sueldo de 28.655 euros. 

«No estamos de acuerdo y, por ello, votamos en contra. Estos puestos fomentan la precariedad, ya que cotizan al 50%, pero todos sabemos que hacen jornada completa», indica la portavoz de la CUP, Laia Estrada, quien califica como de «desorbitado» el sueldo de una plaza al 100%.

En el caso de los cupaires, el personal eventual realiza funciones «de comunicación y de imagen fuera del Consistorio», a la vez que sirve como de «enlace» entre «el grupo municipal y la asamblea local».  

Finalmente, el PP cuenta con dos plazas: una al 32% y otra al 18%, con 28.655 euros al año. Uno de estos puestos es para la exedil de Turisme, Inma Rodríguez. 

Críticas sindicales

Fuentes del sindicato CCOO consideran que «un cargo dentro del Consistorio de Tarragona, con la responsabilidad y el trabajo que ello conlleva de cara a la ciudadanía, debe tener una adecuada retribución». Sin embargo, más allá de eso, «lo que nos sorprende, por injustificado, es que la retribución de los cargos de confianza ha aumentado un 6% respecto a los de la legislatura anterior», indican desde la sección sindical, que añaden que este porcentaje «es más del doble del aumento salarial que se prevé para los trabajadores públicos, que será de entre el 2,50% y el 2,75%».

Desde CCOO se critica que la retribución con dedicación exclusiva de un cargo eventual en este mandato supera en casi 5.900 euros la retribución máxima de los concejales con dedicación exclusiva mejor pagados de la última.

Temas

Comentarios

Lea También