Más de Tarragona

Tarragona invertirá 715.000 euros este año en teatros y el Centre d’Art

Se instalará un ascensor para artistas con movilidad reducida en el Tarragona, se rehabilitarán el Mercat del Fòrum y la Tabacalera y se cambiarán ventanas, butacas y cortinas del Metropol

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la pasada semana de las obras del Metropol. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de la pasada semana de las obras del Metropol. FOTO: ALBA MARINÉ

El Ayuntamiento de Tarragona quiere que 2021 sea un punto de inflexión para los equipamientos culturales de la ciudad. La administración liderada por Pau Ricomà (ERC) prevé realizar a lo largo de este año una inversión global de 715.000 euros, que se destinará para mejoras en los teatros y el Camp de Mart, así como a la habilitación de un almacén de la Tabacalera y el antiguo Mercat del Fòrum para convertirlos en sedes del nuevo Centre d’Art.

La pasada semana el Diari visitó todos estos emplazamientos con el alcalde y concejal de Cultura, pocos días después de que entrara en vigor el nuevo presupuesto municipal que abre la puerta para este paquete de intevenciones. En la edición de ayer, este periódico ya avanzó los 210.000 euros que el Consistorio destinará este año para la nueva pasarela fija, la redacción del proyecto de la nueva carpa y la mejora del sistema eléctrico del Teatre Auditori del Camp de Mart, que cumple cincuenta años de vida.

Aspecto que ofrece el Mercat del Fòrum, aún con las últimas paradas de 2008. Alba Mariné

Asimismo, la otra gran apuesta será el almacén M6 de la Tabacalera –el más cercano a Parc Central–, que está previsto que sea un espacio expositivo de unos 800 metros cuadrados tras una inversión de también 210.000 euros. Durante este año se iniciarán las obras de la planta baja del almacén, ya que estas deben estar listas antes de noviembre de 2022 porque se ha recibido una subvención del Pla d’Acció Municipal (PAM) de la Diputació. Por ello, en las cuentas de este año se han incorporado 30.000 euros para la redacción del proyecto, mientras que las obras tendrán un coste de 180.000 euros y se podrían iniciar después de verano. «Es un espacio enorme en el que no queremos realizar una intervención demasiado agresiva, sino que apostamos por mantener la arquitectura industrial», afirma Ricomà, quien considera que esta será una intervención «relativamente rápida», en la que «se arreglarán las ventanas, los accesos y la instalación eléctrica. «La estructura es muy sólida, está bien conservada», recalca. Asimismo, en la parte superior se habilitará un espacio de coworking artístico, destinando el emplazamiento al trabajo cooperativo de arte y cultura.

Almacén de la Tabacalera donde se ubicará uno de los tres espacios con los que contará el Centre d’Art. Alba Mariné

Otra de las patas del Centre d’Art será el antiguo Mercat del Fòrum, que está cerrado desde 2008, donde está previsto destinar unos 150.000 euros para remodelar los 90 metros cuadrados. De hecho, el espacio de la Part Alta aún conserva las últimas paradas. «Una de ellas se mantendrá como memoria histórica», relata el alcalde. «Lo que queremos es que sea un espacio diáfano destinado a la expresión artística más libre», recalca el máximo edil, quien apuesta por el antiguo mercado como un recinto para las muestras «más modernas, atrevidas y contemporáneas».

«Por su ubicación privilegiada, debe ser un gran dinamizador cultural que generará sinergias con las salas privadas que hay en el Casc Antic. Esperamos que tenga un uso casi diario», añade Ricomà. La previsión es la de contratar en breve la redacción del proyecto y tener las actuaciones finalizadas en un año. Entre las intervenciones que se realizarán una será la de un ascensor. Por ello, ya se han iniciado las catas del falso techo para comprobar el estado en el que se encuentra, tras 13 años sin actividad. La parte soterrada, también amplia, se dejará para una segunda fase.

Mejor accesibilidad en el TGN

Una de las obras destacadas de este 2021 será la del nuevo ascensor del Teatre Tarragona, que estará destinado para los artistas con problemas de movilidad. De hecho, el equipamiento ya cuenta con el agujero de la instalación, pero la empresa constructora –que no fue la que inició las actuaciones– se negó a asumir esta parte del proyecto. En los presupuestos municipales de este año se reserva una partida de 45.000 euros, de los cuales un 20% –9.000 euros– contarán con una subvención de la Generalitat de Catalunya. «Es una exigencia social, que también lo ha pedido el Síndic de Greuges. No puede ser que a un teatro nuevo le pase esto», lamenta Ricomà. Cabe recordar que este edificio se inauguró a finales de 2012, tras más de una década de problemas con su construcción. Los cálculos son que esta intervención pueda iniciarse en otoño y que esté lista para 2022.

El alcalde, Pau Ricomà, en el agujero ya construido del Teatre Tarragona donde se instalará un ascensor para artistas.  
Alba Mariné

Paralelamente, después del desprendimiento de una parte del techo del Teatre Tarragona de febrero de 2019 –un caso que sigue en el juzgado con la constructora del emplazamiento–, el Consistorio ya ha llevado a cabo un estudio para conocer si hay riesgo de nuevos derrumbes. «El análisis ha sido positivo, no hay problemas», afirma el alcalde. Asimismo, ya se ha ejecutado una compra de 60.000 euros en nuevo material: 18 focos, micrófonos inhalámbricos y una mesa de sonido. «Todo esto también se alquilaba, cuando hoy en día es una necesidad estructural. No era lógico. En cambio, ahora podremos incorporarlo a la ficha del teatro y pasamos parte del material que había en el Tarragona al Metropol», destaca Ricomà. También se han invertido 110.000 euros en el sistema de ticketing para permitir escanear los códigos QR desde la pantalla del teléfono.

«Remiendos» en el Metropol

2021 será un año de pequeñas mejoras en el Teatre Metropol. Ya se han restaurado las vigas en mal estado, tras una intervención que se ha alargado ocho semanas y que ha supuesto un coste de 28.349 euros. Las cuentas de la Plaça de la Font prevén para este año un global de 100.000 euros para tareas de «mantenimiento y remiendos» en el equipamiento de Jujol. «Se arreglarán ventanas, se cambiarán cortinas, butacas y se atacarán las humedades», detalla el también edil de Cultura. Todo ello, a la espera del proyecto para reformar todo el edificio para albergar el Arxiu Jujol. «Debemos empezar a trabajarlo para tenerlo listo antes de acabar este mandato», afirma el alcalde. La hoja de ruta está clara, ahora solo falta que la burocracia o la Covid no alarguen aún más el eterno silencio en el que se encuentran desde hace demasiados años.

Temas

Comentarios

Lea También