Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona URBANISMO

Tarragona no suspenderá el plan parcial de la Budellera

El equipo de gobierno (PSC, PP y Unió) descarta paralizar la tramitación el proyecto junto a PDECat e ICV.

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen del pleno que s ha iniciado este viernes a las nueve de la mañana.

Imagen del pleno que s ha iniciado este viernes a las nueve de la mañana.

El pleno del Ayuntamiento de Tarragona ha rechazado una moción presentada por la CUP en la que los cupaires solicitaban suspender la tramitación del plan parcial de la Budellera, un futuro barrio para 10.000 personas que permitrá enlazar la Vall de l'Arrabassada con Boscos de Tarragona. Los cupaires pedían que este cambio del Plan General «recalifique los terrenos como suelo no urbanizable» para «proteger su interés conector, natural, agrario, paisajístico y forestal» y, por otro lado, «garantizar la utilización racional del territorio y su calidad de vida». La moción contará con el apoyo asegurado de los grupos municipales de Ciutadans y Esquerra Republicana.

El alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros (PSC), ha defendido "la necesidad" que tiene la ciudad "para compensar las pérdidas que tenemos ante la falta de ingresos por las químicas a raíz de la segregación de La Canonja, que cada año nos cuesta un 3% más" y que en estos momentos reduce los ingresos del Consistorio "en unos 9 millones de euros". El líder socialista advierte de que "si no hay crecimiento de ciudad, Tarragona no será viable económicamente" y ha defendido el actual Pla d'Orenació Urbanística Municipal (POUM) que "en su momento evitó las urbanizaciones de La Móra 2 o del entorno del Pont del Miracle para garantizar la Anella Verda". 

El portavoz de Ciutadans, Rubén Viñuales, ha argumentado la abstención de su partido en el hecho de que "el voto del concejal Milà vicia todo el proceso administrativo", ya que entiende que el actual concejal de Urbanisme no podía intervenir en la gestión debido a que en el pasado participó en la redacción del proyecto y ahora el nuevo plan lo ha elaborado su antiguo despacho de arquitectos. "Es cierto que el plan tiene cosas buenas y que la ciudad necesita inversión y creación de puestos de trabajo" pero ha remarcado que "no nos gusta que el barrio cuenta con edificios tan altos - de hasta 12 metros de altura-". 

Pau Ricomà (ERC) ha defendido la oposición de su partido al proyecto y el cambio de opinión respecto a lo aprobado en el POUM en 2008 en el hecho de que "las previsiones demográficas que se contemplaban entonces han fracasado". El edil independentista recuerda que "el POUM prevé para 2026 una ciudad para un mínimo de 185.000 habitantes", una cifra que "para nada se cumplirá". Los soberanistas apostarían por "priorizar la rehabilitación de los inmuebles del centro y de los barrios de la ciudad" y no "por una zona en la que no habrá necesidad de vivienda hasta dentro de 50 ó 60 años". 

Albert Abelló (PDECat) ha tirado con bala contra la CUP, al lamentar que "la planificación urbanística de la ciudad no es un juguete, sino un tema muy importante". 

Finalmente, Arga Sentís (ICV) ha sorprendido al votar en contra de la paralización del proceso. "Nos puede gustar o no, pero lo cierto es que tenemos un POUM aprobado que debemos cumplir". La edil ecosocialista ha advertido que "los propietarios de los terrenos de la Budellera tienen unos derechos adquiridos, y si ahora cambiamos la calificación del suelo se les deberá indemnizar".

Este viernes, a la Comissió d'Urbanisme

La Comissió Territorial de Patrimoni Cultural de la Generalitat de Catalunya ha informado este miércoles favorablemente del plan parcial de la Budellera. Según ha podido confirmar este periódico de fuentes de la Direcció General d’Arxius, Biblioteques, Museus i Patrimoni de la administración autonómica, la reunión de este miércoles del organismo público ha dado su OK al proyecto de Llevant, que ha generado una fuerte polémica con los vecinos de la zona, hasta el punto que hace pocos días organizaron una marcha reivindicativa por la Budellera para expresar su oposición al proyecto. 

Las fuentes consultadas por el Diari afirman que los expertos han dado el visto bueno con algunas condiciones referentes a «controles arqueológicos y la documentación completa de los posibles elementos de interés patrimoniales que se puedan ver afectados», así como «las delimitaciones pertitentes previas al proyecto de urbanización».

 

Después del trámite superado este miércoles, el siguiente análisis que deberá superar el proyecto de la Budellera será el de la Comissió Territorial d’Urbanisme del Camp de Tarragona, que se llevará a cabo este viernes a las 9 horas.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También