Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona HACIENDA

Tarragona no tiene facturas pendientes de pagar de años anteriores

El Consistorio destina 1,1 millones para pagar deudas con empresas y dejará el plan de saneamiento un año antes de lo previsto

Redacció

Whatsapp
El concejal de Hisenda, Pau Pérez, explicando la liquidación del presupuesto municipal de 2016. Foto: DT

El concejal de Hisenda, Pau Pérez, explicando la liquidación del presupuesto municipal de 2016. Foto: DT

Por primera vez, el Ayuntamiento de Tarragona no tendrá facturas pendientes de pagar de otros años. Así lo ha anunciado hoy el concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC), quien asegura que el Consistorio tarraconense cerró el ejercicio económico de 2016 con un romanente de tesorería de ocho millones de euros. De esta cantidad, la corporación local destinará ahora 1,1 millones para financiar el pago de reconocimiento de deuda, por lo que dejará a cero el importe pendiente de abonar.

Asimismo, y tal y como ya avanzó el Diari hace semanas, la administración municipal destinará otros 5,6 millones para inversiones que, según el presupuesto municipal aprobado para este año, dependían de la venta de patrimonio, que aún no se ha materializado. Entre las actuaciones que ahora podrán ser asumidas mediante recursos propios destaca el millón de euros para cambiar el alumbrado de Bonavista, los 300.000 euros para impulsar la reforma del antiguo edificio del Banco de España o los 200.000 euros para remodelar las instalaciones del Teatre Metropol. También habrá 1,2 millones para mejorar el espacio urbano de los barrios.

Por debajo del 110%

Los buenos resultados económicos cosechados a lo largo del próximo año permitirán al Consistorio abandonar un año antes de lo previsto el plan de saneamiento económico. Actualmente, según datos del pasado 31 de diciembre, la deuda viva consolidad de la corporación local es de 210 millones de euros, una cifra que se sitúa en una ratio del 128%, cuando la previsión del plan económico era que el Consistorio estuviera en el 140%.

Según las previsiones elaboradas por parte de los técnicos municipales –en base a la incorporación a las cuentas de los ocho millones procedentes del romanente de 2016– a finales de 2017 la ratio de de deuda será del 116,78%, cuando en el plan estaba previsto el 127%. Siguiendo con esta buena tónica, el gobierno municipal contempla que el 31 de diciembre de 2018 el Ayuntamiento baje del 110% legal y que situaría las arcas municipales en condiciones de poder dejar el plan de saneamiento.

‘Presupuesto realista’

El concejal de Hisenda, Pau Pérez (PSC), destaca que los números de la liquidación «demuestra que se ha hecho una buena gestión económica», a la vez que reivindica que «seguiremos apostando por el equilibrio presupuestario» para volver a poner en orden las finanzas municipales, muy deterioradas por la crisis económica.

Asimismo, el segundo teniente de alcalde remarca que «el Consistorio ha gestionado un presupuesto realista y ajustado a las necesidades», como –a su juicio– se pone de relieve «con la ejecución que se ha realizado, y que supera el 99%» de las previsiones.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También