Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona pagará 15.000€ por un proyecto que no puede hacer por «falta de personal»

El Consistorio externalizará a una empresa privada el trabajo técnico para eliminar 119 islas de contenedores soterrados de la ciudad

Octavi Saumell

Whatsapp
Urbanisme rechaza la petición de Neteja Pública para hacer el informe para eliminar los contenedores en superficie. FOTO: pere ferré

Urbanisme rechaza la petición de Neteja Pública para hacer el informe para eliminar los contenedores en superficie. FOTO: pere ferré

El Ayuntamiento de Tarragona pagará 15.000 euros a una empresa privada para que elabore un proyecto que la administración municipal reconoce que no puede asumir por «falta de personal». Así lo indica el concejal de Territori, Josep Maria Milà (PSC), en un informe firmado el pasado 23 de octubre por él y por el Cap de l’Oficina de Projectes, Albert Melendo, en el que ambos ponen de manifiesto que los servicios técnicos de su departamento se encuentran en un momento de déficit de recursos humanos debido a «los proyectos, informes, supervisiones, direcciones y asesoramientos» que están llevando a cabo en la actualidad. 

De esta forma, el máximo responsable del área municipal de Urbanisme rechaza la petición  que, días atrás, le realizó el Departament de Neteja Municipal para que la Oficina de Projectes de la corporación local asumiera la redacción del proyecto, que tiene como objetivo recuperar 119 islas de contenedores soterrados que, por ahora, aún están bajo tierra desde hace una década tanto en el centro de la ciudad como en los barrios de  Llevant, Sant Salvador, Sant Pere i Sant Pau, Icomar, Riuclar, Torreforta, La Granja, El Pilar, Campclar, Bonavista, La Floresta, la Albada y Parc Riuclar. 

Pese a la solicitud realizada hace días por parte de la Conselleria liderada por Ivana Martínez (PSC), Josep Maria Milà reconoce en el escrito al que ha tenido acceso el Diari que sus empleados «llevan una carga de trabajo que les impide dar la respuesta requerida» por parte del Departament de Neteja, por lo que enfatiza que «es necesario» que la redacción del proyecto técnico sea encargado a profesionales «externos» a la administración municipal.  

Dos semanas para las ofertas

En el informe, Milà pone de relieve que el hecho de no poder asumir la redacción del proyecto se enmarca en una necesidad «puntual y no habitual, propia del ámbito de las competencias de la Conselleria», que «no tiene un carácter repetitivo o periódico». Por ello, desde Territori se apuesta por sacar a licitación el contrato «como una obra menor», valorado en 12.396 euros más otros 2.603 correspondientes al IVA: 14.999.

En el documento justificativo para realizar la licitación externa,  el concejal indica que el objetivo del trabajo es «anular 119 islas de contenedores soterrados y la reposición del estado original de los pavimentos de las aceras y las calzadas». Asimismo, Milà afirma en el escrito que, según los informes realizados por el servicio de Neteja Municipal, «el nuevo contrato de recogida de residuos quiere reorientar el sistema de recogida selectiva, pasando de los actuales contenedores soterrados a contenedores en superficie», y añade: «Aparte de cuestiones técnicas relacionadas con las operativas y las maniobras de vaciado de los contenedores, a día de hoy estas islas presentan problemas de evacuación de las aguas pluviales», por lo que «se entiende que la solución más adecuada es su sustitución por las islas de contenedores en superficie». 

Por todo ello, la sede electrónica del Ayuntamiento de Tarragona publicó ayer la licitación del contrato, por lo que las firmas interesadas tienen ahora de margen hasta el día 26 de este mes para presentar sus ofertas. Entre los requisitos que se exigen está el hecho de «haber realizado como mínimo un proyecto de construcción de aceras en los últimos cinco año. A partir de la adjudicación, que se prevé realizar antes de final de año, la compañía encargada tendrá un margen de tres meses para elaborar el trabajo, por lo que se espera que la retirada de los contenedores pueda llevarse a cabo a mediados de 2019. Según el anuncio de licitación, el coste previsto de las obras será de 350.000 euros.  

Temas

Comentarios

Lea También