Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Tarragona pagará 180.000 euros a la empresa del parking Jaume I

El Ayuntamiento firma un acuerdo con Sistemas Alem por el que se ahorrará 1,4 millones de euros que debía abonar por sentencia judicial a la administración concursal de la compañía

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de archivo del interior del equipamiento sin ningún uso situado en la Part Alta. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de archivo del interior del equipamiento sin ningún uso situado en la Part Alta. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento de Tarragona cerrará al fin el litigio judicial con Sistemas Alem, la empresa que fue socia de Aparcaments Municipals en la desastrosa construcción del no parking Jaume I. Según ha podido saber el Diari, el consejo de administración de la compañía municipal aprobó el pasado jueves presentar ante el Juzgado de lo Mercantil número 3 de Madrid el acuerdo firmado con la administración concursal de la sociedad madrileña, mediante el cual el Consistorio pagará 180.000 euros a la firma privada para zanjar la polémica e iniciar los trámites para poder disolver la Unión Temporal de Empresas (UTE) que gestionó unas obras que, inicialmente, debían costar 3,9 millones de euros pero que, hasta la fecha, ya han acarreado obligaciones económicas por más de treinta. Esta cantidad deberá abonarse hasta el año 2043, sin que –además– se haya podido poner en marcha el aparcamiento soterrado de la Plaça de l’Escorxador, un espacio que sigue sin ningún tipo de uso desde que se paralizaran las obras el 20 de febrero de 2008.

Disolución de la UTE

El acuerdo transaccional avalado por la dirección de Aparcaments Municipal de Tarragona (AMT) comporta, según el concejal de Hisenda del Ayuntamiento de Tarragona –Jordi Fortuny (ERC)–, que el Consistorio «se ahorrará 1,4 millones de euros», además de «permitir» al Consistorio «dar un paso hacia adelante e iniciar el proceso para disolver de una vez la UTE con Sistemas Alem». De hecho, el pacto al que se ha llegado significa zanjar el cúmulo de deudas que, a lo largo de los últimos años, se han confirmado mediante sentencias judiciales, que han derivado en cuantiosas obligaciones económicas entre las dos integrantes de la operación.

PSC, Ciutadans y PP avalan el pacto con Sistemas Alem

El acuerdo entre Aparcaments Municipals de Tarragona y los administradores concursales de Sistemas Alem es avalado, como mínimo, por 22 de los 27 concejales del Saló de Plens de la Plaça de la Font.

Así, Sistemas Alem debe cinco millones de euros al Ayuntamiento, en base a dos sentencias judiciales: una estableció un pago de tres millones y, la otra, de dos. Ahora, sin embargo, con el acuerdo el Consistorio renuncia a los dos millones de euros, pero mantiene la opción de cobrar los otros tres. «Es cierto que nos deben esta cantidad, pero ante la situación de insolvencia que tiene la compañía, es un dinero que muy difícilmente vamos a poder cobrar», reconoce Fortuny.

Por contra, a raíz de otra sentencia, Aparcaments Municipals –que es 100% de capital municipal– debe 1.672.602,60 euros a Sistemas Alem. «Nosotros sí que somos solventes para poderlo pagar, por lo consideramos que el acuerdo al que hemos llegado es positivo», indica el segundo teniente de alcalde. En concreto, de esta cantidad, al final Aparcaments abonará solo el 10,3%, por lo que se ahorrará 1.492.602,60 euros. El recurso que había presentado el Ayuntamiento podría haber dejado en nada esta cantidad. Por ello, los administradores concursales instaron a la negociación, cuya materialización ahora está en manos del juez que lleva el caso.

Jordi Fortuny recalca que el acuerdo con Sistemas Alem para poner el punto y final al litigio mercantil es «completamente independiente» del caso penal, que tras once años, sigue aún encallado en el Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona. De hecho, en diciembre de 2018 el magistrado Antonio Gambón Vilalta decidió alargar dos años más la investigación del caso, debido a la elaboración de un nuevo informe pericial. Se trata de la tercera prórroga que se realiza de una instrucción que, tras más de una década de indagaciones e informes económicos, aún no cuenta con ningún responsable directamente investigado.

Temas

Comentarios

Lea También