Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona perderá las 245 plazas del párking de Tabacalera

El espacio fue cedido por un particular que ahora ha dedicido recuperar los terrenos para construir viviendas. El Ayuntamiento trabaja en un plan B para una nueva zona disuasoria
Whatsapp
Imagen del párking disuasorio de Tabacalera. Foto: Lluís Milián

Imagen del párking disuasorio de Tabacalera. Foto: Lluís Milián

Tarragona perderá las 245 plazas del aparcamiento disuasorio que hay en la zona de la Tabacalera. Será de forma inminente, dado que el propietario de los terrenos ha decidido recuperar el espacio que cedió temporalmente a la administración local.

Fue hace unos días cuando el propietario comunicó al Ayuntamiento de Tarragona su intención de recuperar esta superficie ubicada en la calle Manuel de Falla. Tal y como estaba estipulado en el contrato, hay un mes de margen para que la petición se haga efectiva, plazo que vence el próximo 21 de noviembre. «Son unos terrenos para edificar, por lo que sabíamos que tarde o temprano iba a pasar. No tenemos otra alternativa que irnos», lamenta el presidente de la empresa pública Aparcaments Municipals de Tarragona, Josep Acero. 

Este espacio de aparcamiento fue habilitado como tal el 25 de julio de 2014, en un contexto en el que el sector de la construcción estaba en plena crisis del ladrillo. Los propietarios aseguraron que no tenían la intención de utilizarlos en los siguientes dos años, y facilitó un acuerdo a través del cual la ciudad ganaba una nueva zona de estacionamiento disuasorio, que permite a los usuarios la posibilidad de aparcar durante todo el día por un euro. 

Progresivamente se ha hecho un espacio indispensable para los usuarios. Se calcula que una media de 10.000 personas utilizan este aparcamiento mensualmente, convirtiéndose en una alternativa para las personas que a diario se trasladan a trabajar en esta parte de la ciudad. Ayer estos se mostraban sorprendidos por la noticia. «Esta zona es imposible para aparcar. Yo lo dejaba aquí cada día porque trabajo en El Serrallo y me va muy bien. Por 30 ó 31 euros al mes lo tengo arreglado», decía Ángeles García.

Trabajando en un plan B
La administración local es consciente de la función que tiene este aparcamiento para muchas personas. Por lo que ha asegurado que ya está trabajando en un plan B. Una de las soluciones que se está estudiando es habilitar una nueva superficie en las inmediaciones. «Más o menos a unos 500 metros del párking hay una nave municipal que habría que tirar y que podría cumplir la función que viene ejerciendo el espacio de Tabacalera», certifica Acero.

Aunque es reticente a avanzar el emplazamiento exacto de este inmueble, asegura que es una opción que el Ayuntamiento ya estaba estudiando y que «ahora va a priorizarse». El edil del Partido Popular asegura que el cierre definitivo de Tabacalera, «lo acelera todo». 

La administración local no tan solo trabaja con esta opción. Encima de la mesa está la ampliación del párking disuasorio que hay junto al cementerio y la posibilidad de acondicionar nuevos espacios en los principales accesos a la ciudad. Josep Acero reconoce que «estamos previendo actuaciones de urgencias para dar una respuesta a estas personas». 

Una red disuasoria
El objetivo de la administración local es seguir ampliando las plazas de aparcamiento disuasorio en los diferentes puntos de la ciudad configurando una telaraña que ahora mismo quedará coja en esta zona de la ciudad. El de Tabacalera, junto con el del hospital Joan XXIII (92 plazas) y el que hay delante del colegio Sant Pau (74 plazas) son los únicos de pago. Mientras que el de Sant Pere i Sant Pau (143 plazas), Bonavista (900) y el cementerio (200) son gratuitos.

Queda coja una segunda parte de la ciudad. Se trata de Llevant, a pesar de que los vecinos de esta zona hace tiempo que vienen reivindicando que se les permita aparcar en el sector de la circunvalación que discurría entre la Ermita de la Salut y la gasolinera de La Savinosa, en la antigua variante.

Se trata de una vieja reivindicación de la Federació de Veïns de Llevant. Pese a ello, la propuesta no ha llegado a materializarse ya que el Ayuntamiento y el Gobierno Central no han llegado a un acuerdo por el traspaso de una vía que dejó de estar operativa a mediados del mes de junio de 2009.

Temas

Comentarios

Lea También